Jueves 24 de abril del 2014

Síguenos:

Lunes 20 de junio del 2011 | 07:20

Asesinan a dos en calle del Callao

Chiquillo recibió 8 balazos a una cuadra de la comisaría de Dulanto.

Por: J. Yucra

La delincuencia le perdió el respeto a la policía en el Callao. A solo una cuadra de la comisaría de “Dulanto”, un adolescente de 17 años fue asesinado de ocho balazos y, siete horas después, un papá que celebraba su día corrió la misma suerte. En ambos casos estaría implicado un ex recluso.

El primer crimen ocurrió a las 8:30 de la noche del sábado, cuando Juan Rubén G.E. (17) estaba con dos amigos en el parque “Dulanto” y, de pronto, llegó una camioneta Station Wagon blanca, de la que bajó un sujeto.

“Dos muchachos reconocieron a “Papi Chunga” y corrieron. “Juani”, como lo llamábamos, se quedó parado, reaccionó y volteó, pero el sujeto le disparó ocho veces en la espalda y brazos”, contó una familiar.

El criminal huyó en el mismo carro, mientras familiares del joven lo llevaron al hospital “Daniel A. Carrión”, donde falleció.

““Papi Chunga” juró matar a los chicos de este barrio, pues cree que dispararon en su barrio “Los lobos””, dijeron los deudos.

MÁS SANGRE

Pero todo no quedó allí. A las 3:30 de la madrugada de ayer, en una pollada por el “Día del padre”, un sujeto con gorra entró al lote 19, Mz. Q, pasaje Huancayo (a media cuadra de la misma comisaría) y disparó siete veces.

“James Navarro Llanque (44) le dijo: “O’e, qué está pasando, ¿por qué disparas?“, y el tipo le apuntó en la frente, apretó el gatillo y huyó”, contaron testigos.

“Creemos que el pistolero se equivocó. Para nosotros, fue enviado por “Papi Chunga” para asesinar a uno de los que estuvieron con “Juani” cuando lo mataron”, añadieron.

Una bala dio en el pie a Geraldine M.E. (17).

Navarro era licenciado del Ejército. Deja hijos de 12, 17 y 19 años. “Hoy (ayer) iba a visitar al mayor en el penal, donde está acusado injustamente por tenencia de drogas”, dijo un familiar.

Agentes de la Divincri Callao buscan a “Papi Chunga”, quien en marzo pasado disparó a la casa de un policía. “Se ha vestido de mujer, de loco y de cura para matar a sus víctimas”, refirieron los deudos.