Jueves 24 de abril del 2014

Síguenos:

Miércoles 18 de abril del 2012 | 07:50

'Camarada Gabriel': "Hemos aniquilado a tres"

Sujetos les dijeron que suboficiales desaparecidos han sido asesinados. Periodistas hallaron ropa militar colgada en árboles.

Mientras fuerzas combinadas del Ejército y la PNP siguen buscando por aire y tierra a los suboficiales PNP Luis Astuquillca Vásquez (21) y César Vilca Vega (22), desaparecidos en la selva cusqueña durante el “Operativo Libertad”, miembros de una columna terrorista revelaron que ambos fueron asesinados.

Según “El Comercio”, su corresponsal Ralph Zapata y otros periodistas de este diario, se encontraron en la zona de Alto Lagunas, provincia de La Convención, con cinco senderistas -cuatro de ellos armados- que participaron del secuestro de los 36 trabajadores del proyecto Camisea, y afirmaron que los agentes “fueron aniquilados porque opusieron resistencia”, y les quitaron fusiles AKM.

Los periodistas divisaron y tomaron fotos del helicóptero donde fue abatida la capitana Nancy Flores (32), en cuyo apoyo acudió otra aeronave y murió el SOT3 PNP Lander Tamani y “desaparecieron” Astuquillca y Vilca. La nave está en el fondo de un precipicio, a tres horas desde la escuela de Lagunas. En el trayecto vieron casquillos de bala, un polo y ropa militar colgada en ramas.

“ELLOS YA FUERON”

Al cierre de esta edición, las autoridades no confirmaron el deceso de los agentes. “Perú 21” informó que el Comando Unificado de Kiteni ha ofrecido a los pobladores de ese centro poblado y vecinos, una recompensa de 10 mil soles por información que ayude a ubicar a los desaparecidos. Para las familias de los dos agentes, el dolor de no verlos aumenta por la falta de información oficial.

Dionisio Vilca y Reyna Vega, padres del SO Vilca, dijeron en “Abre los ojos”: “Ni siquiera dicen cómo va la búsqueda” y denunciaron que “cuando estaban en el aire, (los compañeros) le dijeron al capitán que tenían que regresar, pero contestó: “Ellos ya fueron, vámonos”.

PAGO DE RESCATE

De otro lado, la hipótesis de que la liberación de los 36 trabajadores tuvo una negociación y pago de rescate, se reforzaría con audios radiales difundidos por IDL-Reporteros. En ellos, subversivos y funcionarios de las firmas extorsionadas inician conversaciones pocas horas después del secuestro.