Donald Trump: ¿cuáles son sus verdaderos poderes como presidente de los Estados Unidos?

Donald Trump asumió el control de los Estados Unidos y ahora tiene poderes que pocos se imaginan. 

Donald Trump

Donald Trump

Donald Trump derrotó en la urnas a Hillary Clinton, representante demócrata. (AFP)

Ahora que Donald Trump asumió la Presidencia de los Estados Unidos, muchos han comenzado a preocuparse. Y es las ideas que el personaje dio en su campaña electoral, como las deportaciones masivas o el proteccionismo de algunas industrias, podrían volverse realidad.

Pero, ¿es esto posible? Pues, hay que comenzar a explicar algunos aspectos de los alcances que tendrá Donald Trump en la Casa Blanca. Comencemos con estos temas picantes.

GUERRA NUCLEAR

Donald Trump se levanta una mañana soleada y, como desayuno, le apetece mandar un par de bombas nucleares a México por no querer pagar el muro en la frontera. ¿Es esto viable? Pues, SÍ.

Hay que mencionar algunas cosas antes de empezar a temblar. En un primer lugar, Donald Trump tendrá a la mano un maletín con el que podrá mandar una orden directa a un avión en el cielo para que comience un bombardero nuclear.

Si bien parece un tema digno de una novela de terror, esto es perfectamente posible. Lo peor del tema es que no hay una ley o normativa que impida que Donald Trump decida despertar a sus rivales a bombazos.

Esto nació durante la Guerra Fría, periodo en el que Estados Unidos y la Unión Soviética estaban en una carrera armamentista para obtener el mayor control en el mundo. En esa época se temía un ataque nuclear por parte de sus enemigos por lo que se tenía que actuar rápido, sin pasar por el filtro legislativo para la aprobación del lanzamiento.

Pero ahora viene la tranquilidad. Bombardear China u otro país lejano es mucho más complicado de lo que parece por las defensas antiaéreas. Además, al violarse los tratados internacionales, Donald Trump podría ser llamado al Capitolio para justificar la ofensiva teniendo la posibilidad de ser retirado del cargo.

Donald Trump

GUERRA CONVENCIONAL
Teniendo ya claro el poder que tiene Donald Trump para lanzar ojivas nucleares a un país 'enemigo', pasemos a otro aspecto. El mandatario, de un momento a otro, sí podría mandar tropas a cualquier sitio del planeta.

Pero esto solo sería por 60 días, luego de los cuales tendría que pedir permiso al Parlamento para que los soldados sigan en la zona de conflicto. Una vez aprobado, esto es viable. De ser rechazado, el Ejército de los Estados Unidos tendría que empacar e irse.

ECONOMÍA
Las políticas internas de materia económica siempre van a pasar por el Congreso de los Estados Unidos. De igual forma, el Legislativo tendría que dar su visto bueno si Donald Trump quiere nacionalizar una empresa.

Pero, vamos a calmarnos, no nos alegramos tan rápido. Donald Trump tiene un poder absoluto en los tratados de libre comercio, motivo por el cual muchos ya están despidiéndose del TPP (Trans-Pacific Partnership o Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica).

Hay que mencionar que Donald Trump solo puede anular o vetar esto en su totalidad y no por partes. En los discursos que dio en campaña el mandatario ha manifestado su malestar porque, según él, este convenio solo beneficia a China. Es por esto que no pocos piensan que la aprobación del TPP en el Congreso de Estados Unidos será en vano porque el millonario lo vetará.

INMIGRACIÓN
Este es uno de los temas más polémicos que rodeó la campaña de Donald Trump. Empecemos por el muro en la frontera con México, el cual frenaría la entrada de ilegales a Estados Unidos.

Construir el muro sería visto como una obra pública, motivo por el que Donald Trump tendría que obtener apoyo del Congreso. Debido al inmenso presupuesto que esto supone, lo más probable es que sus esperanzas se vean ahogadas en el mar del ahorro.

Ahora, la figura sería distinta si 'obliga' a México a edificar la pared en el lado que le pertenece. Esto va en coherencia con lo que mencionó Donald Trump en su campaña electoral.

Lo único que podría hacer el presidente de los Estados Unidos es ordenar al Departamento de Seguridad Nacional poner la caza de ilegales como prioridad. Sin embargo, hay algo con lo que Donald Trump no contaba: Barack Obama ya lo hizo en su gestión.

Según ABC News, la gestión demócrata deportó al mayor número de personas en 20 años. Así, Donald Trump solo podría continuar la política migratoria de Obama.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.