Viernes 18 de abril del 2014

Síguenos:

Domingo 25 de noviembre del 2012 | 08:50

Filmaron a Chotillo

El Chato Matta hizo recordar el Real Diccionario de la Tramposería.

El Chato Matta llegó al restaurante por una espectacular jalea mixta con pulpo, langostinos y conchitas. “María, el viernes pasado estuve con el gran Pancholón. Estaba con su nuevo amor, la psicóloga, quien está haciendo su tesis universitaria sobre la infidelidad compulsiva en los hombres y escogió a Pancho como referente. Le hizo tantas entrevistas que terminó enamorándose del abogado más mujeriego de Lima, Callao y balnearios.

‘Chato -me dijo Panchito-, odio todas esas cosas modernas, Facebook, Twitter, LinkedIn y tengo terror a esos celulares con cámaras que graban todo y tú ni te das cuenta. Vengo del ver al doctor Chotillo, quien me llamó urgente. El famoso médico cometió un grave error. Por una borrachera y una canita al aire perdió al amor de su vida, la escultural Mery, quien descubrió que la engañaba de la forma más vil con su propia prima. Resulta que Chotillo se amaneció tomando con la prima de su mujer y, como es ‘pollo’, se quedó dormido en plena faena. La prima, para sacarle plata, lo filmó.

Como el ‘Cirujano de las estrellas’ no quiso darle dinero, la malvada le mandó una copia del video (donde se le ve ‘buscando el arete’ como Mamalú) a Mery. Fue un escándalo, llegaron los policías y serenos. ‘¡Pancho, ayúdame. Qué hago!’, le rogó el doctor. Encima Mery me ha dicho que se va a vengar de mí por haberme metido con su prima. Estoy seguro que te va a llamar. ¿Tú eres mi abogado y hombre de confianza, y no me traicionarías y te meterías con ella, no? Pancholón se tomó un buen vaso cargado de ron, miró al techo y le dijo: Hijo, te entiendo. La carne es débil, primero te voy a escuelear porque no sabes hacerla y te ampayan muy rápido. Eres ‘carne boba’, te falta calle.

Confías en mujeres de la vida y ahí pierdes. Hablas mucho y te regalas. Hace tiempo mi Real Diccionario de la Tramposería se hizo famoso en el mundo de la canallada, pero veo que tendré que sacar una versión ampliada.

Ahí va, abre bien los ojos y agarra esa flor:

Calzoncito sucio: Trampita rodeada de malas compañías que se le van los ojos en las reuniones y no respeta a nadie, ni al ‘duro’.

Matrera: Dícese de la mujer que no tiene escrúpulos y por billete se mete con ‘nachos’, apretones y hasta policías extorsionadores. Cuidado que esa te ‘centra’ y te graba.

Amiga cariñosa: La que siempre estuvo enamorada de ti. Te escucha, aconseja, llora contigo y, a las finales, te disfruta un ratito.

Partidor: No respeta hermano, amigo, nada. Y si lo llevas a tu casa, le mira el trasero a tu mujer, se pudre y la alucina.

Cornelios: Son el hazmerreír de todo el barrio. Esos, así vean chapando a su mujer, la perdonan y todavía se echan la culpa.

Cacharreros: Paran bien ‘charlies’, a la moda, perfumados y trabajan al ‘pepián’. Muchos se han ido al suelo.

Tramposo monse: Mandan cartas, se dejan tomar fotos, filmar y conocen a la familia de la otra.

Chotillo, dijo Pancho, toda la vida no voy a estar para escuelearte. La próxima semana te doy más consejos para que seas parador”. Pucha, esos tips de Pancho son la muerte. Me voy, cuídense.