Brasil: Jueza envía a jovencita a una celda con 30 hombres donde fue violada durante 26 días

A una jueza no le importó enviar a la adolescente de 15 años a una celda llena de delincuentes donde fue violada y torturada mientras esperaba su juicio por robar un celular

Brasil

Clarice de Andrade recibió un ridículo castigo tras mandar a una celda llena de hombres a la adolescente.

Clarice de Andrade recibió un ridículo castigo tras mandar a una celda llena de hombres a la adolescente.

Más sobre:

Brasil

Una adolescente de 15 años vivió un completo infierno al ser violada y torturada por cerca de 30 delincuentes que se encontraban en la misma celda a la que fue llevada por decisión de una jueza tras ser descubierta robando un celular. El hecho fue en Brasil. 

A la jueza, Clarice de Andrade, que fue castigada con dos años de suspensión por el Consejo Nacional de Justicia de Brasil, no le importó mandar a la jovencita a esa celda durante 26 días, donde esperaría su proceso legal.

El caso que ha despertado la indignación de todo Brasil ocurrió en 2007, cuando la joven de 15 años, acusada de robar un celular en el estado de Pará (al norte del país), fue enviada a una celda por 10 días, en los que sufrió todo tipo de vejaciones.

Brasil

La adolescente tuvo que ser rescatada del lugar tras ser abusada sexualmente por más de 20 días

La adolescente tuvo que ser rescatada del lugar tras ser abusada sexualmente por más de 20 días

En la segunda semana, la prisionera fue llevada a la sala de la jueza Clarice de Andrade, quien resolvió devolverla a la misma celda. Solamente pudo salir del lugar cuando otro detenido confesó las aberraciones que los delincuentes hicieron con ella.

Según los registros, el 7 noviembre de 2007, dos semanas después de la detención, Clarice de Andrade recibió un oficio "en carácter de urgencia" en el que solicitaban la transferencia de la adolescente, ya que corría "riesgo de sufrir cualquier tipo de violencia". Sin embargo, pese a la gravedad del caso, respondió al pedido 13 días después.

En ese período, la menor, de iniciales L.A.B., fue "violada incontables veces", y los detenidos le apagaban cigarrillos en el cuerpo cuando intentaba dormir, según los reportes de la prensa que cubrieron el caso.

En su defensa, Clarice De Andrade afirmó que había delegado a un subordinado del juzgado la tarea de comunicar el traslado, lo cual fue desmentido por los funcionarios y comprobado como falso en las pericias realizadas en las computadoras locales.

Brasil

Menor fue violada y torturada en esta dependencia policial.

Menor fue violada y torturada en esta dependencia policial.