Pedofilia y religión: La monja abusadora que desató el infierno en un colegio de sordomudos [VIDEO y FOTOS]

Según los testimonios del polémico caso argentino, la religiosa era la encargada de ponerles los pañales a los niños sordomudos para disimular los sangrados ocasionados por las violaciones.

Kumiko Kosaka

Kumiko Kosaka.

Kumiko Kosaka.

La historia de la monja japonesa Kumiko Kosaka se ha popularizado en todo el mundo. Y es que la religiosa desencadenó el infierno en un centro de estudios de Argentina al ayudar a los curas en sus crímenes de pedofilia.

Su llegada a la provincia argentina de Mendoza en el 2007 alegró a muchos interesados en los niños sordomudos estudiantes del Instituto Próvolo, donde se disponía a prestar ayuda. Sin embargo, años más tarde se descubrió su verdadera y diabólica naturaleza.

Hace unos días Kosaka se entregó a la Justicia en Buenos Aires, luego de permanecer prófuga durante más de mes y medio. Hoy el fiscal Gustavo Stroppiana la imputará por ser partícipe de los abusos sexuales ocurridos en la entidad educativa y luego será enviada a la cárcel de mujeres El Borbollón hasta que tenga lugar su juicio.

Kumiko Kosaka

Kumiko Kosaka.

Kumiko Kosaka, la monja japonesa acusada de encubrir de pedófilos.

Kosaka vivió en el Instituto Próvolo hasta el 2013. Durante su estancia se dedicó a cuidar de los alumnos fuera del horario de clase. Era en esa misma época que los ahora presos sacerdotes Nicola Corradi (82), Horacio Corbacho (56), el cuidador Luis Ojeda (50), el monaguillo Jorge Bordón (55) y el jardinero Armando Gómez (46) realizaban las violaciones que los privaron de sus libertades.

Carlos Lombardi, el abogado civil de varias víctimas del caso, dio detalles sobre el papel de la monja en las vejaciones en una entrevista a Infobae. ‘Es paradójico, pero representaba la imagen de un verdadero demonio para el Próvolo. Según lo que contaron las víctimas, fue partícipe de los hechos más aberrantes que se registraron en el lugar’.

Kumiko Kosaka

Kumiko Kosaka y los estudiantes de los que abusaba.

Kumiko Kosaka y los estudiantes de los que abusaba.

El testimonio más importante que terminó por acusarla definitivamente fue el de una joven que aseguró haber sido violada por varios curas a sus cinco años. Y es que la mujer afirmó que Kosaka era la encargada de ponerle pañales a ella y otros alumnos abusados para disimular los sangrados.

Kumiko Kosaka

Kumiko Kosaka se entregó a la justicia argentina.

Kumiko Kosaka se entregó a la justicia argentina.

Y aunque aún no se ha comprobado su participación directa en las violaciones, lo cierto es que cumplía un papel fundamental en los abusos. ‘Era tan siniestra que esta mujer era la encargada de seleccionar y 'entregar' a los alumnos más débiles a esos curas para que cometieran los abusos’, dijo Lombardi a Infobae.

Asimismo indicó que era la responsable de golpear a los niños para ver cuáles eran más sumisos y así entregarlos a los pedófilos. Para empeorar aún más su situación, otra joven recientemente aseguró que ella obligaba a los estudiantes a comer hasta vomitar en su propio plato.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.