Jueves 24 de abril del 2014

Síguenos:

Martes 14 de agosto del 2012 | 07:10

Mujer cayó de quinto piso y se salvó de milagro

Cuando dormía rodó de camarote y salió por la ventana, en Surquillo.

Por: M. Rochabrum

Se salvó de milagro. Una empleada de una empresa courier, quien dormía plácidamente en la parte superior de un camarote, cayó por la ventana desde el quinto piso de un edificio, en Surquillo. La mujer sufrió fractura expuesta en muslo y rodilla izquierda, pero sobrevivió.

Efectivos de la comisaría de Surquillo informaron que, a las 2 de la madrugada, recibieron una llamada telefónica de una emergencia en la calle El Carmen 206 y, al llegar, se percataron que una mujer yacía ensangrentada sobre el suelo.

“Su pareja nos dijo que ella se cayó del camarote, que está ubicado pegado a la ventana de la calle, rebotó en los cables de alumbrado público y luego en un auto que se encontraba estacionado, para finalmente caer al piso”, manifestó un policía encargado de las investigaciones.

FUE OPERADA

Los bomberos llegaron al lugar y luego de inmovilizar a la accidentada, que posteriormente fue identificada como Teresa Espinoza Rodríguez (37), la trasladaron al hospital “Casimiro Ulloa”, en Miraflores.

Horas más tarde, los médicos del nosocomio informaron que la mujer presentaba fractura expuesta de muslo, rodilla y canilla izquierda, además de policontusiones en varias partes del cuerpo.

“Ella fue operada en la mañana y se quedará internada aún varios días, es un milagro que esté viva”, afirmó un vocero del hospital.

Al respecto, un vecino, cuya identidad prefirió no revelar por temor a represalias, indicó que la mujer y su conviviente Ricardo Antonio Espinoza Tello (41) llegaron en estado de ebriedad por la madrugada.

CITARÁN A SU PAREJA

Detectives de la comisaría de Surquillo investigan el caso y citarán a Ricardo Espinoza Tello, debido a que se cree que la pareja haya tenido alguna pelea y, como consecuencia de ello, la mujer cayó del cuarto que alquilaba en el interior “B” del quinto piso, que tiene una altura de aproximadamente 15 metros.

La pareja vive en dicho cuarto alquilado desde hace varios años.