Perú: ¿cuáles son las principales características del actual peruano de a pie?

Trome entrevistó a Rolando José Arellano Bahamonde, gerente general de Arellano Marketing, quien nos reveló muchas cosas relacionadas a la sociedad peruana.

Más sobre:

Perú

Vamos a celebrar un nuevo aniversario patrio y se eleva nuestro sentimiento de peruanidad, más allá del color rojo y blanco. Trome conversó con Rolando José Arellano Bahamonde, gerente general de Arellano Marketing, consultora que analiza varios aspectos de la sociedad.

Rolando, ¿cómo es el peruano promedio de hoy?
Mantiene la gran característica de emprendedor. Busca superarse, progresar, ascender. Casi el 70 % de peruanos, sobre todo la nueva clase media, son emprendedores y su esfuerzo da fruto personal y social. En las migraciones hacia Lima, la gente empezó su vida en condiciones muy pobres y las ciudades se transformaron con casas, centros comerciales, supermercados...

Básicamente, ¿en qué se diferencia esa nueva clase media de la tradicional?
Están principalmente en las periferias (Los Olivos, Independencia, San Martín de Porres, Villa El Salvador y otros) y tienen poder de compra, más allá de las necesidades básicas, pero sus patrones de consumo son diferentes, ya que se forjaron solos (con sus negocios y generando empleo, como en Gamarra).

Con la economía que se va desacelerando, ¿qué les espera?
Seguirán creciendo. Podrá bajar su frecuencia de consumo, pero no dejarán de consumir. El nuevo Perú está lleno de oportunidades y tiene distribución de rombo (al centro: la gran clase media). La economía crece lento, pero todo indica mejores ratios en el 2018 y 2019.

Pero seguimos siendo un país muy informal y hay terribles consecuencias como el incendio de la galería Nicolini, la caída del bus en el cerro San Cristóbal...
La gente debe entender qué es, cómo y por qué conviene ser formal. No por la Sunat o el Ministerio de Trabajo, sino porque abre las puertas al mundo, da acceso a créditos, a la exportación, da bienestar y seguridad; si su trabajador se accidenta, tiene servicio de salud. Es verdad que el sector informal ayudó por años a mover la economía del país por dentro (pese a la crisis mundial), pero ahora va en contra.

Y el caótico tráfico en las principales ciudades, ¿qué refleja?
Esa cantidad de vehículos evidencia también que los emprendedores están creciendo y compran su auto buscando bienestar, al no haber un buen sistema de transporte público. Pero falta que todos sepan respetar y vivir en sociedades grandes.

Seguimos muy racistas y discriminadores. Hace poco ocurrió en la cola de un supermercado y en un banco, una señora le dijo a otra ‘Huaycoloro y La Parada a otra parte’...
Hay eventos puntuales que evidencian cierto nivel de racismo, pero mi impresión es que ha ido disminuyendo. Las familias se han conformado de un mix de regiones y en el Perú nos estamos homogeneizando. En cambio, en Europa llega migración muy diversa, incluso con religión distinta, hay mayor distinción entre grupos y se generan mayores niveles de racismo.

El censo nacional 2017 por primera vez incluirá una pregunta de autoidentificación...
Es bien interesante y en nuestros estudios encontramos que un
70 % del Perú se declara mestizo, que, por ejemplo, en Puno muchos se reconocen aimaras, lo cual también es bueno y evidencia que no hay estigma negativo en eso.

MUJERES
Hoy muchas peruanas son jefas de hogar, ¿cuál es su perfil?

Está la mujer moderna a la que le preocupa su familia y el desarrollo personal, busca trabajar y tener ingreso (muchas con ventas por catálogo o como asistentes o secretarias) no solo por necesidad, sino por autoestima. Y la mujer conservadora, con foco en la familia, trabaja para sacarlos adelante, su dedicación y esmero es para ellos.

¿Y la corrupción a todo nivel cómo nos afecta?
Necesitamos corregirlo rápido, nos está frenando como país para recibir inversión y ser confiables para desarrollar negocios. Desde la coima al policía no es que ‘me salvo del problema y todos ganamos’. Esa plata no va al desarrollo y bienestar de la población.

OLLANTA Y NADINE
¿Cómo cree que recibió la población el encarcelamiento de Ollanta y Nadine?

Un buen grupo lo ha visto como señal de empezar a enderezar las cosas. Pero ¿qué sigue? No son solo ellos dos. Limpiemos de raíz y no alarguemos el mal. Nos falta cultura política, aprender a no votar por candidatos, sino por partidos políticos, ideologías, planes y visión de futuro.

A casi un año del gobierno de PPK, ¿considera que sintoniza con la población?
Lo que muestran los sondeos y lo que se ha podido ver es que todavía no hay clara sintonía. El Gobierno está haciendo esfuerzos, pero no necesariamente se conecta.

¿Qué esperan los peruanos del mensaje del 28 de julio?
Pienso que mensajes de optimismo, temas de seguridad, educación, que el país seguirá creciendo y que el comercio se va a seguir desarrollando.

CONSUMIDORES
Muchos emprendedores remarcan que ‘se han hecho solos’, sin ayuda del Estado...

La tienen clara. Lo bueno es que la ausencia del Estado no ha sido una traba para ellos. También por eso han tenido la ‘cancha libre’ para ser informales. Gamarra es el mejor ejemplo en ese aspecto y desarrolló todo ese emporio textil, incluso hay buenas marcas. Se han dado cuenta de que la informalidad los frena, se están transformando y algunos ya exportan.

Eres presidente de la Sociedad Peruana de Marketing, ¿cómo ha cambiado el consumidor peruano?
Su prioridad es la calidad accesible, que puede pagar, no busca barato, sino buen precio. Es más exigente, tiene oferta más amplia, se informa, está aprendiendo a comprar y consumir y se enfoca en mayor bienestar, ya no solo comer y vestirse, sino comprar cosas como suavizante para ropa, pasarla bien, disfrutar, pasear.

¿En qué gastan más los peruanos?
La canasta y los alimentos siguen siendo lo principal. También educación (universidades y colegios) y servicios, entre ellos el entretenimiento, sobre todo restaurantes, que ya no solo son vistos para ir a comer rico, sino como espacio para entretenerse.

Viene con fuerza una generación joven, de ‘millenials’, que ha crecido con el desarrollo económico y la tecnología...
Posiblemente no son conscientes de la etapa del terrorismo, la hiperinflación, pero sí por lo menos de los últimos 10 años del país. Han vivido una transformación de progreso, de crecimiento y se nota más en la periferia, donde antes solo había un mercado y ahora hay un Tottus, un centro comercial y tren (Metro de Lima), aunque haya demorado tanto su construcción.

¿Qué buscan?
Los jóvenes de hoy siguen buscando progreso y eso también se ve en su comportamiento. Todavía no están cómodos, quieren trabajar más para ganar más, mejorar su sueldo, viajar, apoyar a su familia.
No es trabajar para vivir, sino para estar mejor...
Sí, para tener el smartphone, comprar ropa de moda, su carro, el departamento, viajar.

Gracias por la entrevista...
Gracias a ustedes y que pasemos unas bonitas Fiestas Patrias.