Huancayo: Piden pena de muerte para pastor evangélico que violó y asesinó a niña [VIDEO]

"La llamé y me hizo caso. Le dije estaban regalando muñecas", contó el asesino de la pequeña Guissel. El hecho tuvo lugar en Huancayo.

Huancayo

Pastor evangélico cuenta cómo violó y asesinó a una niña en Huancayo.

Pastor evangélico cuenta cómo violó y asesinó a una niña en Huancayo.

El programa Panorama tuvo acceso al testimonio que brindó el pastor evangélico Fernando Mattos tras asesina a una niña en Huancayo. Los vecinos de la zona piden justicia y hasta pena de muerte para el asesino. 

"La llamé y me hizo caso. Le dije que estaban regalando muñecas. Le dije que si quería una o dos... Me dijo que dos", cuenta sin remordimiento el pastor evangélico Fernando Mattos

Unas pastillas

La pequeña salió del colegio y fue a casa. El dueño del terreno donde vivía la mandó a comprar unas pastillas y fue rauda a comprar. Era las 3:30 p.m. "Ella salió a comprar unas pastillas. Nunca más regresó", cuenta Hayde Puente, madre de la pequeña niña violada y asesinada por Fernando Mattos

"Ella se paró en la puerta, no quería ingresar, le dio un jalón  y cerré la puerta. Luego me bajé el pantalón", cuenta sin reparos el pastor evangélicos de Huancayo. 

La niña fue violada y estrangulada por el pastor evangélico. Fernando Mattos no podía con la niña y agarró una piedra para golpearla hasta matarla. 

Huancayo

Huancayo

Inés Puente, tía de la víctima, manifestó que no cree en la justicia y que el violador y asesino debería ser "estrangulado". El pastor evangélico escondió el cadáver de la niña en su habitación durante dos días para seguir violándolo.

EL CUERPO

Los reclamos del pueblo de Huancayo se hicieron más intensos y Fernando Mattos decidió deshacerse del cadáver de la niña. "Compró unos costales y los sujetó con unos pasadores. Con ayuda del conductor logran trasportar el cuerpo y lo arrojan a un abismo"

El pastor evangélico se mostró nervioso a la hora de la intervención y pidió garantías para su vida. La policía le preguntó a Fernando Mattos si la niña estaba muerte a lo que solo respondió "Ajá".

"Pero quiero protección en todo momento. Lo único que ahorita temo es mi integridad física", reclama el asesino a la policía.

LO CONOCÍAN 

Fernando Mattos siempre paraba cerca del colegio donde estudiaba su víctima. "Un grupo de alumnos manifiestan que sí lo conocían",
Declara Narcizo Napamga, director del colegio Inmaculado Corazón de María en Huancayo.

Huancayo

Huancayo