Claudio Bravo vuelve al Camp Nou con el City para enfrentar a Barcelona por la Champions

El ahora arquero del Manchester City, Claudio Bravo, enfrentará a su ex equipo, Barcelona, en el estadio que lo llevó al estrellato

Claudio Bravo

Claudio Bravo

El arquero Claudio Bravo jugó en Barcelona dos temporadas.

El portero chileno del Manchester City, Claudio Bravo, vuelve el miércoles al Camp Nou para enfrentarse al Barcelona por la Champions League, el equipo en el que vivió algunos de sus mejores momentos.

Claudio Bravo, de 33 años, vuelve por primera vez al Camp Nou desde que abandonó el Barcelona el verano pasado para enfrentarse a su exequipo en la tercera fecha de la Champions League.

"Es un partido atractivo e importante. Estoy feliz por volver a un escenario que me permitió vivir experiencias bonitas y me abrió las puertas al fútbol de élite", dijo Claudio Bravo en una entrevista con el diario Mundo Deportivo.

Claudio Bravo, de 33 años, puso rumbo a Manchester City el verano pasado atraído por el proyecto de Pep Guardiola y ante la incertidumbre sobre su titularidad, tras dos años alternándose en la portería azulgrana con el alemán Ter Stegen.

Claudio Bravo jugaba los partidos de Liga, mientras el alemán se encargaba de la Copa del Rey y la Champions League.


Ocho títulos:

Una alternancia que no le impidió vivir dos años de éxitos en el Barcelona desde su llegada en 2014 habiendo ganado la Liga en esas dos temporadas, además de ganar el trofeo Zamora al portero menos goleado en la primera de ella (2014/2015) con 19 goles encajados.

Querido por el público del Camp Nou, el portero chileno Claudio Bravo, que cree que será bien recibido el miércoles, también ganó también una Liga de Campeones (2014/2015), una Supercopa de Europa (2014/2015), dos Copas del Rey (2015-2016), un Mundial de Clubes (2015) y una Supercopa de España (2016).

Este último título supuso su despedida del marco barcelonista en dos partidos contra el Sevilla en el que dejó la portería a cero (2-0 en la ida, 3-0 en la vuelta), ya que poco después se anunciaba su salida el verano pasado.

"Habría preferido que se quedara porque es uno de los mejores porteros actualmente", insistía hace pocos días el capitán del Barcelona, Andrés Iniesta.

Pero, el portero chileno encajaba en el perfil que buscaba Guardiola para su Manchester City. "Lo primero que quiero es que un portero pare, es lo más importante. Pero después busco que sea capaz de jugar bien con el balón en los pies. Nos tiene que ayudar a crear juego desde atrás", decía Guardiola.