Cuando Miguel Rebosio ‘escueleó’ a todo un campeón del mundo, goleador de Eurocopas y Mundiales

Lee la columna de Ruckelly, con las mejores historias del deporte nacional. Hoy nos habla sobre Miguel Rebosio y una curiosa anécdota de cuando vestía la camiseta del Zaragoza.

Las mil y una de Ruckelly

Las mil y una de Ruckelly

Las mil y una de Ruckelly

SE QUEDÓ SIN GARGANTA
A veces lo que haces con las manos, lo borras con los pies. Puedes ganar títulos o el cariño de una hinchada, pero tus acciones dicen otras cosas de ti. Hay un entrenador que de tanto dar indicaciones terminaba con la garganta inflamada, aunque se las ingenió para salir bicampeón en el Perú. Los jugadores mataban por él, tanto por sus conocimientos como por las ‘licencias’ que les permitía. Salidas por la noche y dos celulares: uno para el trabajo y otro para las ‘amistades’, caracterizaron a este DT que hace poco tildó de ‘vagos’ a los peruanos.

Pues bien, este señor se marchó a Colombia por nuevos retos, pero no dejó sus costumbres. Allí, tuvo una ‘amiga íntima’ que lo desestresaba. Esta relación fue creciendo y aquel DT decidió plasmar estrategias futbolísticas para poder salir de su casa y pasarla bien sin problemas. Sin embargo, un día su ‘esquema’ fue neutralizado y de qué manera. El técnico anunció a su pareja que tenía una entrevista en un café de la capital. Hasta ahí todo bien, pero al ver que tardaba mucho, la chica decidió llamarlo y la respuesta fue cortante. ‘Sigo en la nota, llegaré tarde’. El argentino guardó el teléfono en el bolsillo, pero se olvidó de colgar. La conversación con la ‘amiguita’ iba subiendo de tono y la novia escuchó todo.

“Estoy cansado de esta mujer, dentro de poco la dejo y me quedo contigo, ella no entiende que ya no la quiero”, dijo sin saber que su fiel compañera estaba al otro lado de la línea a punto de desmayarse. El estratega llegó a casa como si nada pasara, encontró unas maletas en la puerta y sorprendido tocó el timbre. Nadie le abrió, pero ante tanta insistencia, apareció su pareja por la ventana y el técnico preguntó: ‘¿Te vas de viaje querida?, no me dijiste nada’. La chica se enfureció y respondió: “El que se va eres tú desgraciado, escuché todo. Así que estás harto de mí, pues te jod... me quedo con todo y te vas a la calle”. El hombre se agarró la cabeza, sintió un nudo en la ‘Garganta’ y entendió que había perdido por mal ‘planteamiento’. Los títulos llegaron en lo futbolístico, pero en lo personal quedó tocado.

Gustavo Costas calificó a jugador peruano como el más vago de toda Sudamérica

Gustavo Costas calificó a jugador peruano como el más vago de toda Sudamérica

LA VILLA ES BELLA
Pocos pueden darse el lujo de decir que jugaron y ‘escuelearon’ a todo un campeón del mundo, goleador de Eurocopas y Mundiales. Uno de esos afortunados es Miguel Rebosio. En la temporada 2002-2003, el zaguero era un referente del Zaragoza que peleaba palmo a palmo el ascenso. En la 17° jornada, el Sporting de Gijón, el otro candidato a subir, visitaba al equipo del ‘Conejo’ que recibió consejos de su entrenador Paco Flores. “Ojo con David Villa, el ‘chaval’ parece que no mata una mosca, pero siempre complica. Es tuyo, no sé cómo lo harás, pero lo tienes que parar”, sentenció el DT. El chalaco, por si acaso, en la primera le dejó la pierna fuerte al español. “Qué tienes gilipollas, no te conozco”, se envalentonó el ‘Guaje’.

A partir de allí, se empezaron a ‘dar’, pero el delantero salió vencedor, ya que marcó el empate y se burló diciéndole: ‘Sigo sin conocerte’. El peruano se le quiso ir encima, hubo mentadas de madre, pero no golpes. Meses después, en la segunda rueda, se cruzaron en un duelo clave. El europeo otra vez mojó y se rió ‘cachosamente’ del central que lo correteó para encararlo: ‘Ya me vas conocer hijo de p…’, gritó el dientón. Finalmente, Zaragoza logró el ascenso y fichó... a Villa como refuerzo. Todos esperaban el momento del face to face, pero la actitud del goleador fue inteligente como en el área. ‘Mi capitán, es un honor jugar con usted’, le dijo al saludarlo. Le ganó el vivo. El ‘Conejo’ sonrió y aplaudió la palomilllada.

Desde ese instante, nació una gran amistad y también con su padre apodado ‘Tío bigote’. Compartieron parrillas, pero nada de alcohol porque el ‘Guaje’ no bebe. Solo una vez brindaron, aquel día de la final de la Copa del Rey, donde derrotaron 3-2 al Real Madrid de Raúl, Roberto Carlos, Figo y Zidane. Miguel estuvo en el banco, pero cuando se abrazó con el asturiano en los festejos, le picó el diente: ‘Hoy podemos tomar todo lo que quieras, motivos hay de sobra’. Un grande de verdad.

Miguel Rebosio: "Ronaldinho me pisó y yo le pedí que me regalara su camiseta"

Miguel Rebosio: "Ronaldinho me pisó y yo le pedí que me regalara su camiseta"

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.