Miércoles 23 de abril del 2014

Síguenos:

Viernes 18 de febrero del 2011 | 07:33

Rabanal: "Me separé, pero no por Katy"

El jugador aclara que no está enamorado, pero no descarta iniciar una relación con ex de Kiko Cuéllar.

Por: Fernando “Vocha” Dávila

Una mañana se enteró que su nombre y foto estaban en las páginas faranduleras. Descubrió que era un personaje de la comidilla de espectáculos. Había traspuesto la barrera del fútbol y acaparó portadas. Jesús Rabanal es perfil bajo, pero en esta ocasión va de frente, sin frenos, ni medias tintas y con la bandera de su verdad por delante. Shhhh, escuchen al “Charra”.

Jesús, ¿sigues con tu señora?

Hace un tiempo decidimos vivir cada uno en su casa, pero nos llevamos muy bien por nuestros dos hijos.

¿El distanciamiento es por culpa de la bailarina Katy García?

Algunos creen que fue la manzana de la discordia y es mentira. Descarten esa idea.

¿Te ves a menudo con la chiquilla?

La verdad que, en vacaciones, algunas veces. Ahora que empezó el campeonato ya no me alcanza el tiempo y el poco que tengo es para mis hijos.

¿Te atrae?

Pienso que es una chica linda. Eso no se puede negar.

¿Pero estás enamorado de ella?

No.

¿A quién amas?

Mi corazón late tranquilo, pero no cierro las puertas porque cuando el amor llega, llega.

¿La elegida puede ser la cumbiambera?

O la mamá de mis hijos, también alguien que aparezca. Uno nunca sabe.

Ella me reveló, en una entrevista, que se están conociendo.

Es cierto, como dos amigos. El tema pasa porque somos personas públicas y todo se agranda.

Lucho Cuéllar, ex pareja de tu amiga, ha dicho que no lo menciones porque no te conoce.

Yo tampoco, porque escucho salsa. De la cumbia, al único que conozco es a Jonathan de los “Hermanos Yaipén”.

Cuando Katy cumpla la mayoría de edad, ¿flores o serenata?

Ja, ja, ja. La llamaré para saludarla. Creo que eso es lo más importante.

Imagino que no te olvidas de tus niños.

He cumplido el sueño de comprarles un departamento en Surco y me alquilé otro cerca para verlos cuando quiera.

¿Te costó tomar la decisión de separarte?

Por supuesto. La madre de mis pequeños estuvo conmigo desde los tiempos difíciles. Eso no se olvida, pero solo Dios sabe si algún día nos reconciliaremos.

Estrenas nuevos tatuajes. Uno es de casinos

Significa el azar de la vida.

En el otro se aprecia la figura de una mujer.

Es para alguien especial. Ella lo sabe muy bien.

¿Te incomoda afanar a una menor de edad?

No la afano, es mi amiga y nada más.

El hecho de no olvidar a tus retoños dice mucho de ti.

Es que aprendí que uno puede fallar en muchas cosas, pero jamás como padre e hijo.

¿Le pides a Dios que te presente una buena compañera en tu vida?

No, solo salud y trabajo. Sobre todo, lo primero.

¿No estarás “tirando maicito” a la chibola y buscando un remember con tu señora?

Jamás. Si lo hago, todo saldría a la luz porque la mentira tiene patas cortas. No juego con los sentimientos de nadie.

Soltero y sin compromiso, fácil te rompes el ojo.

Miro el menú, pero no lo consumo.

¿En la cancha los rivales te han vacilado con Katy?

Nunca. Me han dicho otras cosas: “Te voy a matar” y después del partido te dan la mano: “Todo queda en el campo”.

¿Y tú respondes?

Siempre aclaro: “Juega, que estamos acá para tocar la pelotita y no para hablar”.

A propósito, ya que nos metimos en el tema del fútbol, ¿es cierto que Pablo Vitti lo destronó a Raúl Fernández de las preferencias de las chicas?

Cara nueva y bonita siempre jala, pero a “Superman” aún lo siguen.

Encima, pronto será papá.

Allí viene su “Superboy”. Él está feliz y yo también porque tendré un nuevo sobrino.

¿Y este año quién sube al podio de los “arreglados”?

Se llama Toñito Gonzales, ja, ja, ja.

¿Por qué Giancarlo Carmona no se disfrazó de “Barney”?

Me contó que ustedes se lo habían pedido y le advertí: “Si lo haces, adonde vayas los chibolos te verán y bailarán a tu alrededor”.

Gracias por la entrevista y acompañarnos al “Tumbao” de La Victoria, barrio “enemigo” de la “U”.

Los cremas están en todos lados. Además, yo crecí en “Renovación” y me conozco de memoria esta zona.