Miércoles 23 de abril del 2014

Síguenos:

Jueves 09 de febrero del 2012 | 08:10

El verdadero amor de Juan Manuel Vargas

La familia no se mancha. El “Loco” y su señora, Blanca Rodríguez, siguen unidos y felices junto a sus tres hijos.

Los amores no se rompen a puertas del “Día de San Valentín”. Aquellas tardes donde Juan Vargas y Blanca Rodríguez caminaban de la mano, se prodigaban besos y había el “te amo” por montones, no se manchan con rumores. Y eso lo afirma una fuente muy cercana al jugador que conversó con Trome y aclaró cualquier rumor vinculado a un tropiezo del futbolista con la modelo Tilsa Lozano.

La deseada modelo fue directa al decir que “le iría a Vargas”. Pero así de directo también es el informante que salió al frente. “Ellos siguen juntos. No se han separado como se especula en los medios. La relación es buena, seguramente con altibajos como toda relación. Siguen haciendo vida de pareja, de esposos y de padres, a pesar de que ahora Juan está en Italia. Esa es la verdad, más allá de esa ola de insinuaciones que pueda salir o ser alimentada por una “señorita” entre comillas, que busca estar en la noticia para vender su calendario o lo que ofrece en su momento”.

Porque si bien Tilsa se luce en partidos de la selección con camiseta blanquirroja y disfruta un helado color violeta (Fiorentina), con uñas y una gorrita del mismo color, tal parece que el amor de los Vargas no cree en pistas o dimes y diretes, y por eso pronto se estrecharán en un abrazo. “Tengo entendido que Blanca estará viajando a Italia con sus tres hijos y con ella irá su suegra. Blanquita es la señora de Vargas, más allá que no son casados”, dijo el contacto.

“Esa versión de que Juan tendría un affaire con esa (Tilsa) es de hace mucho tiempo. Sé que, al principio, hubo conversaciones sobre el tema, pero todo fue negado y aclarado por Juan. Pero ahora ya no pierden el tiempo en “esa”, porque su juego es evidente. Lo que quiere es sacar provecho utilizando el nombre de una persona pública”, refirió nuestra fuente.

Lo cierto es que hay rumores, cuestionamientos o programas de TV que quieren sacar ventaja, pero es cuando aparece el pecho de un verdadero hombre para abrazar a su familia.

“Es un buen padre y jamás perdería la cabeza por alguien que no vale la pena. Él sabe lo que vale la familia, los hijos. Cuida de ellos y, sin duda, de Blanca. Incluso les ha puesto seguridad personal. No hay nada más que aclarar, porque sería darle importancia a algo que no vale la pena”, concluyó el allegado. Sí, no vale la pena, a puertas del “Día de San Valentín”, los esposos Vargas ya suenan con el momento de abrazarse. Lejos, en Italia, lejos de los rumores que no son modelo a seguir.