¿El testículo no descendido puede causar infertilidad? Dr. Trome nos habla sobre la criptorquidia [VIDEO]

Esta patología puede alterar la función reproductiva durante la vida adulta y se observa una mayor predisposición de cáncer de testículo en las personas que la padecen.

Dr. Trome habla sobre la criptorquidia


Mabel escribió al correo del Dr. Trome para hacer una consulta de su hijo de 4 años, que fue diagnosticado de testículo derecho no descendido. Tras consultar a un urólogo pediátrico que le recomendó operar, ella pregunta si es necesario intervenirlo a pesar de su tan corta edad o si debe ser mejor esperar por si hay alguna complicación producto de esta intervención.

En esta nueva edición de Dr. Trome, Alberto Tejada habla acerca de las dudas fundadas sobre la criptorquidia, una condición médica patológica que se da cuando un testículo o los dos no se encuentran alojados naturalmente en la bolsa escrotal.

¿La criptorquidia puede ser dañina? ¿Puede originar alguna otra enfermedad?
Esta patología puede alterar la función reproductiva durante la vida adulta y se observa una mayor predisposición de cáncer de testículo en los pacientes en los cuales se presentó la criptorquidia.

¿Es lo mismo un testículo emergente o retrácti a la criptorquidia?
No necesariamente son lo mismo. En la criptorquidia el testículo se palpa en la ingle o incluso no se puede palpar, necesitando a veces hasta un ultrasonido para localizarlo; mientras que en los testículos retráctiles -llamados en ascensor- se pueden observar en la bolsa escrotal y luego desaparecer. El manejo de los casos es distinto.

¿Qué causa la criptorquidia? Si la padezco en ambos testículos, ¿nunca podré tener hijos?
No hay una causa concluyente de la criptorquidia pero está asociado a la prematuridad y a las hormonas. Cabe mencionar que el riesgo de esterilidad es mayor en los pacientes que tienen criptorquidia bilateral, o sea en los dos lados.


No puedo sentir uno de los testículos de mi hijo cuando lo cambio, ¿qué debo hacer?

El control pediátrico es muy importante ya que esta condición usualmente se detecta en el paciente desde el nacimiento. Se deben tener controles regulares y esperar usualmente hasta los 2 años para realizar una intervención quirúrgica pues a veces durante el primer año esta solución se da de manera espontánea.

Sin embargo, en algunos pacientes hay una tendencia a pesar de la cirugía a que estos testículos se retraigan sobre todo cuando estos testículos hayan estado muy altos y el cordón no es permisible a una extensión suficiente; mientras que en otros se puede presentar una hernia concomitante que a veces como una condición paralela generar alguna dificultad en la enlogación completa del testículo a su lugar.

En el caso de tu hijo, Marlene, con los cuidados de la cirugía pediátrica no deben haber problemas ni riesgos. Las complicaciones más frecuentes están en no lograr la ubicación natural, obviamente la retracción, a veces puede haber un poquito de inflamación, dolor, hematoma pero nunca de gran proporción que impida tomar una medida cuando el doctor te lo indique.

Así que, tranquila. Anda adelante con la cirugía de tu hijo porque los beneficios son bastante mejores que dejarlo en esa condición, donde a lo mejor cuando sea grande podría llegar a perder el testículo porque con la salud no se juega.

QUE NO SE TE PASE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.