5 reglas del buen vestir para emprendedores

Trome, no olvides que vestir bien debe ser parte del mensaje de éxito que transmites a la hora de reunirte con un cliente, un socio, un potencial financista, un trabajador o un proveedor. Aquí compartimos 5 reglas para que luzcan como todo un emprendedor moderno.

Vestirse para la ocasión

Vestirse para la ocasión

Vestirse para la ocasión

¡Emprende Trome! La vestimenta se lleva un porcentaje importante de la primera impresión, tal como revela el libro “Cómo conseguir un aumento de sueldo y promocionarse rápidamente”, del reconocido escritor de temas de Management, Brian Tracy. “Una persona juzga a otra en los primeros cuatro segundos de un encuentro, y finaliza su opinión sobre ella en los siguientes 30 segundos”, explicó Tracy en el prólogo de su investigación. Para este experto, existen reglas que no se deben romper para poder proyectar una imagen aún más profesional que lo que se refleja.

Según los portales The Gentleman Blogger, TSB Men, The GQ Eye, One Dapper Street, La couleur blanche, The Bespoke Dudes y The ThreeF, considerados como los blogs más importantes en materia de moda masculina, son cinco las reglas del buen vestir, que no deben pasar inadvertidos por los emprendedores que buscan trasmitir una imagen de éxito.

1. Saber tu talla.

Trome, no te puedes poner un saco que te quede largo de mangas o de talle. Si el saco que compraste en una tienda de vestir no te queda entallado, lo mejor es ir directo al sastre para dejarlo a la medida. Respecto a la forma del cuerpo, existen reglas inamovibles: un traje de dos botones luce mejor en un hombre delgado y de talle corto, mientras que uno de tres será mejor para alguien de baja estatura y de cuerpo más grueso.

2. Utilizar los estilos correctos.

Una camisa de vestir de cuello italiano va mejor en una persona de cara alargada. La corbata de rayas diagonales ayuda a ensanchar el torso de un hombre delgado, y un nudo angosto de corbata lucirá mejor en alguien de cara redonda. Los nudos simples, como el “Onasis”, quedan bien para aquellos emprendedores que buscan expresar mayor audacia y una buena historia que contar.


3. Comunicación no verbal.

Los accesorios ayudan también a diferenciar jerarquías entre novatos y emprendedores de alto nivel. Un código de autoridad en la vestimenta son las mancuernillas. Las telas delgadas son más elegantes que las gruesas. Una camisa de vestir sin pliegues proyecta más autoridad. Los relojes son las joyas del hombre, por lo que no se debe escatimar al adquirir uno que otorgue presencia.

4. Color y piel.

Es importante mantener la armonía que guardan los colores que se usen cerca de la cara, respecto de los tonos del cabello, ojos y piel. Si se elige el color de la ropa correcto se logra transmitir una apariencia saludable, estética, armónica y atractiva. El color que se elija debajo del rostro no debe notarse antes que el de la cara. Si esto sucede, el color no será armónico con el resto del cuerpo.

5. Prendas que debes evitar.

Trome, si vas a tener una reunión forma, descarta las zapatillas o la excesiva joyería. Si vas a llevar documentos, trata de reemplazar tu mochila por un morral más elegante. Trata de no vestir colores excéntricos, llevar las llaves de la casa en el pantalón de vestir, usar una corbata michi en la primera reunión o llevar el teléfono celular en el cinturón. En estos casos, más es menos.

Ya lo sabes Trome, la estética importa a la hora de ascender en la escalera del éxito.