Día de la Madre: ‘Rosatel’ se alista para atender miles de pedidos [ENTREVISTA]

Gerente general de ‘Rosatel’ cuenta que siempre buscan innovar para marcar la diferencia y este fin de semana por el Día de la Madre realizarán cerca de 7 mil pedidos. Mira la entrevista que ofreció a Emprende Trome.

Cuando no existía el ‘boom’ de las redes sociales y la Internet, tres jóvenes que salieron de la universidad emprendieron el negocio de entregar flores en cajas y convertirse en los cómplices de las más tiernas historias de amor. Jorge Arteta, Javier Pardo y Rollin Thorne crearon, en 1994, ‘Rosatel’, un concepto de servicio que hoy es todo un éxito, cuentan con 35 locales en Lima, con franquicias en México y Chile, y se alistan para ingresar a Colombia.

El gerente general Raúl del Pino nos recibió para contarnos la historia y el crecimiento de esta marca en Emprende Trome.

Se acerca el ‘Día de la Madre’, cuéntanos un poco cómo se están preparando…

Como todos los años, desarrollamos productos para cada campaña y sorprender a nuestros clientes, tenemos horarios de distribución, hay toda una logística que se ha preparado desde hace meses para cumplir nuestro objetivo.

¿Tienes ideas de cuántos repartos se harán este domingo?

En promedio pueden llegar a hacer 7 mil entre el sábado y el domingo.

La empresa se lanzó en el mercado en 1994 realizando pedidos vía telefónica, ¿cómo es que nació Rosatel?

La historia es más o menos así, en 1994 tres chicos que salieron de la universidad comenzaron a ver qué posibilidades había en el mercado para lanzar un producto diferente, chicos emprendedores, jóvenes con ganas de hacer las cosas, y vieron que había una necesidad que no estaba satisfecha al cien por ciento en el mercado, estamos hablando de una época donde no había facilidades de pagos, no se usaba mucho la tarjeta de crédito. Rosatel nació con el concepto de un caja de rosas, era fácil explicar el producto por teléfono y la gente lo imaginaría, y nosotros nos encargábamos, y es así que fue creciendo.

¿Es verdad que fueron los mismos dueños quienes salían a las calles para entregar los pedidos?

Todo empezó en un garaje en la casa en Dos de Mayo, ellos mismos hacían las entregas a las oficinas o a los domicilios, y veían la reacción de la gente que veía un producto nuevo, se percibía como un valor agregado, se sentía que la gente que lo compraba hacía un esfuerzo para regalarlo, la recepción fue muy buena.

Ante tantas dificultades, ¿alguna vez pensaron ‘tirar la toalla’?

Una de las dificultades fue que al ver que esto era todo un éxito, las demás florerías empezaron a hacer lo mismo, cuando el esquema inicial era solo trabajar con cajas y con productos adicionales como chocolates, perfumes, globos, tarjetas, nos llevaron a crecer y desarrollar otro tipo de productos.

La empresa se ha caracterizado en innovar…

Creamos ‘Hugo’ como otra opción en el marco del producto Rosatel, siempre buscando bases diferentes, alejarnos del concepto de florería, somos un concepto de servicios, buscamos transmitir un ‘te amo’, un ‘perdóname’, mediante un producto, por eso es: ‘disfruta las consecuencias’.

¿Cuál es el detalle que marca la diferencia con otras empresas?

La calidad del servicio, escuchar al cliente, ser su cómplice, su confidente, no solo recibir el pedido y enviarlos, sino asesorarlo. Jugamos a ser los cupidos en una relación donde no había Internet ni nada de lo que hay ahora.

De las tantas historias que pasan a diario por acá, ¿cuál es la que recuerdas?

Un cliente discutió con la enamorada, quiso sorprenderla, ella salía todas las mañanas a tomar desayuno al jardín, y él pidió que pasara un helicóptero por encima de la casa y que cayeran miles de rosas de Rosatel, y al final con un mensaje que quería… Es algo extremo, de ser cómplices y es la diferencia que nos llevó al éxito.

¿Qué se te viene a la mente cuando te digo ‘Rosatel’?

Una marca reconocida en el mercado, una marca que sorprende, creativa, innovadora, nos reinventamos para sorprender a nuestros clientes.

Ustedes fueron los pioneros en facilitar la vida de los clientes…

Buscábamos que desde la comodidad de tu casa o de la oficina, llamaras y nosotros nos encargábamos de todo. Miramos hacia el futuro en un momento que todavía ese estrés de ahora no se dada.

Los peruanos son machistas, pero esto ha ido cambiando, porque vemos a chicos con grandes arreglos de flores y osos…

Hay mucho romanticismo, de lo contrario no hubiéramos logrado lo que somos ahora. Nos han traído anillos de compromisos, siempre hemos escuchado al cliente.

¿Cuántos locales tienen ahora?


Tenemos 35 locales a nivel Lima.

¿Dónde están sus franquicias?

En Santiago, Viña del Mar, en Chile, y en Guadalajara y Monterrey, en México

Empezaron con tres trabajadores, ¿cuántos hay actualmente?

250 personas.

¿De dónde vienen las rosas?

De Ecuador y hay una producción nacional que compramos.

¿Qué planes vienen para ustedes?

Seguir reinventándonos, crecer a nivel internacional, estamos en una fase inicial para abrir una franquicia en Colombia y fortalecer México, seguir viendo posibilidades de tiendas.

¿Qué piensas de la competencia?

Es buena, porque uno no se podría medir solo, tenemos una competencia que no llega al nivel de Rosatel, pero nos permite reevaluarnos.

¿Cómo manejan las redes sociales?

Estamos en Instagram, Facebook, Twitter, creemos que el futuro es ese y las compras en línea, hemos renovado la pagina web que es más moderna con toda la tecnología actual, estamos por lanzar un aplicativo. Nosotros fuimos los primeros en tener una página web en 1998.

¿Cuál es el aspecto de mayor cuidado en este negocio?

La calidad del producto, la innovación y sorprender al cliente que es lo más importante para nosotros.

Las fechas de más ventas…

‘San Valentín’ y ‘Día de la Madre’, pero con el tiempo hemos desarrollado campañas distintas que han sido un éxito.

¿Qué consejo le darías a los emprendedores?

Lo importante es buscar una necesidad, en el que el cliente no esté satisfecho y hacer una propuesta innovadora que sorprenda, nosotros empezamos así.