Paso a paso: ¿Cómo llevar tu mercadería hacia tus proveedores?

Emprende Trome

Emprende Trome

Emprende Trome

Más sobre:

Emprende Trome

¿Se te hace un mundo enviar tus productos a provincias o no sabes cómo transportalos? No te hagas paltas y presta atención a estos datos que te servirán para potenciar tu negocio.

1. Aprende a elegir. Emprendedor, sea cual sea el rubro al que te dediques, una buena elección nunca tiene pierde. Recuerda que lo barato sale caro, así que apuesta por una buena mercancía y fidelizarás a tus clientes porque se sentirán atendidos y satisfechos. Ojo, cada vez que hagas una compra, no te olvides de pedir tu boleta, factura o tu guía de emisión.

2. Cuida tu mercancía. Una vez que elegiste los productos que llevarás para que luego sean vendidos en tu micro, pequeña o mediana empresa, no te olvides de protegerlos. Colócalos en cajas o tenlos bien embalados para que no sufran daños. Solo así llegarán de manera perfecta a su destino.

3. Entrega calidad. Los productos de tu negocio son muy importantes, por eso debes evitar que se maltraten. Para mayor seguridad, puedes colocarle a tu caña cintas reflectantes para que los otros vehículos vean que llevas carga. Ten tus papeles en regla (brevete, SOAT, tarjeta de propiedad, facturas, boletas o guías). Para el desembarco de tus productos busca a un ayudante que entienda que la entrega debe ser puntual, segura y rápida.

4. Elige la unidad adecuada. Es importante saber elegir el tipo de vehículo que usarás para tu negocio. Si tu negocio consiste en llevar carga, una pick up o una furgoneta son lo que te conviene. Puedes escoger entre estos modelos de Chevrolet: N300 Max (capacidad de 500 kg) o la N300 Work (capacidad de 915 kg, con tolva de 2,7 m).

5. Haz un buen mantenimiento. No te olvides de hacerle un mantenimiento completo a tu vehículo. La primera vez a los cinco mil kilómetros, luego cada 10 mil. ¡Cuida tu caña, papá! Recuerda que debes hacerle tu cambio de aceite, filtros de aire, bujías y darle una revisión a sus frenos.

¿Ya anotaste estos consejos? Pues te servirán para que tu negocio siga sobre ruedas y tú sigas disfrutando de ser tu propio jefe. Por cierto, ¿quieres saber más sobre el vehículo que adquirirás para tu negocio? Ingresa a Chevrolet y empieza tu aventura.

Chapa ese dato. Recuerda que la vida útil de las llantas de tu vehículo están entre los 40 y 60 mil kilómetros. No te olvides de cambiarlas para que tenga un mejor ‘agarre’ en las pistas. Ojo, la idea no es correr, cuida tu vida y la del resto.