¿Negocios en pareja? Aquí te damos 5 consejos para tener éxito

Muchas veces se puede creer que emprender un negocio con la pareja podría convertirse en un caos. No obstante, si se hace bien y hay buena comunicación, podría ser todo un éxito. Lo único que necesitas es poner las cosas en claro y tomar buenas decisiones.

Negocios en pareja

Negocios en pareja

Negocios en pareja

¡Emprende Trome! Cuando se piensa en iniciar una idea de negocios, muchas veces pasa por nuestra cabeza que el comienzo debe ser con alguien que sea de nuestra entera confianza. Un familiar, tal vez nuestra pareja. Si esta última es tu mejor opción es necesario definir las responsabilidades de cada quién y mantener una fluida comunicación desde un inicio. 

Como si se tratara de cualquier otro socio, es necesario decidir cuáles serán las tareas específicas que llevará a cabo cada uno: ¿Quién llevará la contabilidad? ¿Quién se encargará de tomar las decisiones? ¿Quién tendrá contacto con proveedores? ¿Cuánto ganará la pareja en calidad de socio? A continuación Trome te brindamos unos consejos para que este emprendimiento con tu pareja sea un éxito:

1. Separar los problemas. En una pareja nunca faltaran las discusiones. Lo que hay que lograr es que la nueva empresa no se vea afectada por las peleas conyugales. Antes de establecer el vínculo empresarial hay que pensar muy bien si ambos serán capaces de establecer los límites y poder llevar adelante un negocio en el tiempo.


2. Comunicar todas las decisiones.
Que cada uno tenga una tarea asignada no quiere decir que no puedan alcanzar consensos. Siempre consulten todo antes de tomar decisiones importantes. Como en una relación, la comunicación es la base del éxito.

3. Papelito manda. A veces se cree que porque existe confianza solamente basta con la palabra. Ello es un gran error. Se debe dejar todo por escrito y legalizado.Aunque esta reacción se confunda con la desconfianza hay que poder separar las cosas y nadie tiene por qué sentirse lastimado.

4. Tomen en cuenta sus personalidades. Antes de emprender un proyecto juntos, piensen también si sus personalidades se complementan. Si, por ejemplo, uno de ustedes tiene cualidades de líder y el otro es buenísimo con las finanzas. Asimismo, pregúntense si podrán pasar mucho tiempo juntos, en una misma oficina, o no.


5. Un espacio para ustedes. No todo es trabajo. Aunque se vean las caras todos los días, hablen todo el tiempo por teléfono y resuelvan juntos los problemas de la empresa, es importante alimentar su relación fuera del horario laboral y en otros escenarios. Después de todo son pareja.

Trome, cuando hay cariño de por medio y se tiene una correcta comprensión de los problemas se puede lograr un negocio exitoso. Debes tener en cuenta que una relación laboral en pareja implica también la sensación constante de aportar algo al negocio, es contar con alguien que te apoye, que quiere alcanzar consensos y llegar a acuerdos, pues el fin del trabajo en equipo siempre será el bienestar común.