¿Brunella Horna recuerda a Renzo Costa con cariño? [VIDEO y FOTOS]

Brunella Horna habla de cómo ve el panorama con el congresista Richard Acuña. Y, claro, también nos responde cuando le preguntamos por Renzo Costa.

Brunella Horna (20) aprendió la lección, pues asegura que ahora nadie podrá ‘florearla’ para conquistarla, luego de la experiencia que vivió con Renzo Costa. Ahora, la popular ‘wawita’ ha decidido poner a buen recaudo su vida sentimental y ‘enterrar’ a los amores del pasado. Su norte está en seguir creciendo como empresaria para darse sus gustitos, porque recalca que nadie la mantuvo.

Brunella, soltera te ves más guapa.
Muchísimas gracias. Realmente me siento muy feliz.

¿Cómo te va ahora?
Te cuento que ando con mucho trabajo. Me siento más tranquila, feliz. Me está yendo superbién y ahora estoy enfocada en mí. Creo que estuve mucho tiempo en una relación y eso hizo que olvide algunas cosas.

¿Renzo se ‘robó’ tu juventud?
¿Tú crees? Pero sigo joven, mírame, todavía estoy a tiempo, ja, ja, ja.

En estas últimas semanas te vimos equivocarte eligiendo a tus ‘salientes’...
Es parte de la vida, quién no se ha equivocado. Muchas personas me juzgaban. Yo decía: ‘¡Dios mío, no he hecho nada malo!’. Simplemente conocí gente. Salía de una relación larga y quería conocer personas, nada formal. Lamentablemente, se malinterpretaron las cosas, me mintieron. Entonces, ahora mejor me quedo soltera. Cuando decida estar con alguien lo voy a conocer y luego tomaré la decisión.

¿Cuál fue tu pecado?
Confiar y creer. Pero demostré que no fue nunca mi culpa, que me mintieron (por el empresario Jesús Molina).

¿Cómo picaste el anzuelo?
Me ‘florearon’, esa es la palabra. Pero esos errores me hicieron más fuerte. Otro hombre, cuando venga a hablarme, le diré: ‘Ahí nomás, gracias’. Ya me doy cuenta.

Te acusaron de destruir una familia, ¿cómo te sentiste?
Mira, gracias a Dios demostré que no estaba mintiendo, que me dijeron una mentira. Es una etapa pasada.

Tienes fama de ser una chica interesada. ¿Qué tienes que decir?
Ah, bueno, la gente siempre va a hablar. En verdad, soy muy tranquila. Todo lo que he logrado fue por mi esfuerzo. Mis padres me enseñaron a trabajar desde muy joven. Nunca nadie me dio nada, incluso a Renzo, cuando le preguntaron, siempre dijo que sola hice mis tiendas.

Pero hace poco mencionaste que te gustaba la plata...
Bueno, fue porque estaba en un show, la gente estaba divertida y hay que jugar con eso.

¿No te sientes humillada cuando te califican de ‘interesada’?
No, porque cuando uno sabe quién es y lo que ha logrado, no hay problema. Tengo una correa muy ancha. Los comentarios que vengan no me importan.

¿A tus 20 años sientes que tuviste una vida muy acelerada?
Viví muchas cosas. También he trabajado mucho. Mucha gente de mi edad no ha trabajado como yo.

brunella horna

Las leyes de Brunella Horna si llega al congreso.

RENZO
¿Cómo recuerdas la relación con Renzo Costa?

Eso es algo pasado, algo enterrado.

¿Lo recuerdas con cariño?
Fue una relación con altas y bajas.

Brunella, ¿y por qué te gustan los ‘maduritos’?
Es que no me gustan los chibolos, para nada. Tengo 20 años, pero tengo mis empresas y me puedo dar un ritmo de vida acelerado. Estar con una persona que no me ayuda a crecer, no va. Creo que a tu pareja hay que admirarla. A veces salgo con gente de mi edad y los veo tan niños, que están en otra, que no tienen aspiraciones, que no piensan en el futuro, eso no va conmigo.

¿Te gusta que te lleven de viaje a otros continentes?
Me encanta viajar, hoy en día me lo puedo pagar sola. Me está yendo bien en el trabajo. Me puedo dar los lujos que quiera.

¿Cuál es el regalito más caro que te han dado?
No sé, la verdad. Tantos regalos no me han dado.

Ahora te han vinculado con el congresista Richard Acuña, ¿cómo va esa relación?
Mi corazón está contento. No te voy a hablar de él. Es una persona que está muy alejada del mundo del espectáculo. Él es político, tengo que respetar mucho su vida privada.

¿Pero tú estás con el corazón contento?
Sí.

Recuerdo que querías casarte, incluso ser madre. ¿Tan rápido?
A veces, cuando estás enamorada, piensas en casarte y tener hijos. En algún momento lo pensé, pero por algo pasan las cosas.

¿Te imaginas hoy casada con Renzo?
Imagínate cómo hubiera acabado. ¡Terrible!

¿Te hiciste algún arreglito en los glúteos?
Esto quiero aclararlo, me hicieron una mala operación y tuve que arreglarme. No me hice algo estético, sino para arreglar la mala operación que tuve. No me operé para aumentarme.

¿Hay más cirugías por ahí?
Sí. En televisión la mayoría nos hemos hecho uno que otro arreglito. Eso sí, mi cara es virgen ja, ja, ja. Nunca la he tocado.

¿Qué has aprendido de los tropiezos?
A no ser tan confiada. Uno piensa que todas las personas que se te acercan son buenas o tienen las mejores intenciones. Pero no es así. Ahora solo confío en mis padres y en nadie más.

Ya reconoces a esos que te dicen: ‘Vamos por un trago’...
Sí, cuando me vienen a ‘florear’. A veces, en una disco me traen tragos caros, quieren impresionar, pero ya me las sé todas.

(Jhonny Valle)