5 consejos para mantener tu escritorio ordenado

Sigue estos consejos para mantener todo en orden en tu escritorio.

información util

información util

Tener tu escritorio limpio te ayudará a terminar las cosas a tiempo.

No es poco común sobre todo para los que pasamos varias horas frente a una computadora que el escritorio sobre el que trabajos termine siendo al final del día, un desastre.  Con estos consejos podrás acabar con esas toneladas de papel, objetos que simplemente no deberían estar ahí y muchas otras cosas confabulan contra el orden que deberíamos mantener en nuestro espacio de trabajo.

Aunque un escritorio lleno de objetos comúnmente se relaciona con las mentes creativas, en realidad por lo general sólo es sinónimo de desorden que necesita limpiarse.  Sin embargo, la mesa donde trabajas habla mucho de ti. Sigue estos cinco consejos para tener un escritorio bien ordenado.

Ordena tus cajones según importancia
Cuanto más cercano está un cajón  a tu mano dominante, mayor es su importancia. Conserva las herramientas que son básicas para tus tareas (como , lápices, engrapadora, clips y post-its) en los cajones más cercanos o altos, de manera que puedas removerlas fácilmente. Sé muy selectivo en cuanto a los artículos que colocas en ese espacio.

Guarda sólo lo que necesitas
Pon todos los artículos de oficina que están en tu escritorio o cercano a él en una caja. Durante una semana, monitorea los objetos que sacas de ella y presta atención a aquellos que usas con mayor frecuencia, sugiere Sara Skillen, fundadora de SkillSet Organization. “Este método te dará una buena idea de cuáles son tus verdaderas necesidades de artículos de oficina”, dice. “Sabrás qué debe estar en tu escritorio y qué debe guardarse en un gabinete o clóset”.

Purga tus papeles
Ochenta por ciento de lo que tenemos en el escritorio no obtiene una segunda vista, dice Debbie Williams, coach de productividad y fundadora de Common Sense Organizer. “Cuando purgas los objetos obsoletos, liberas tu espacio de trabajo”, asevera. 
Reúne los papeles en tu escritorio y archívalos, tíralos o úsalos. Cuando se trata de archivar, existen dos tipos básicos de documentos: los archivos y los actuales. Los documentos archivo contienen, por ejemplo, los papeles legales y de impuestos.

Usa pistas de colores
En una oficina puede resultar especialmente retador evitar que los papeles y objetos se mezclen. Para eliminar cualquier tipo de confusión, asigna colores de folders o archiveros para cada asunto, recomienda Holly Bohn, directora creativa de See Jane Work, un sitio que ofrece productos de organización para oficinas. Así no tendrás que revisar etiquetas o leerlos para entender rápidamente de qué se tratan.

Mantenimiento diario
Todo empieza con un día, así es, si un día decides que no es necesario limpiar tu escritorio, al día siguiente te costará más trabajo. Trata de dejar el lugar como lo encontraste al momento de terminar tu jornada laboral. Éste hábito te será muy útil.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.