Viernes 18 de abril del 2014

Síguenos:

Martes 19 de marzo del 2013 | 08:00

Cuidado con las 'fiestas semáforo'

Adolescentes actúan por imitación. Beben licor, se drogan y hasta tienen relaciones sexuales en una noche desenfrenada.

Por: W. Mori

Las desenfrenadas “fiestas semáforo”, donde los menores se descontrolan, beben licor y llevan en sus muñecas pulseras verdes, rojas y amarillas, que indican cuál es su “situación amorosa”, se han convertido en un verdadero dolor de cabeza para los padres. Más allá de los consejos, y del control que deben ejercer los progenitores, el psicólogo de CEDRO Rolando Salazar examina el comportamiento de estos chicos y revela que ellos también actúan así por imitación.

Explica que los jóvenes imitan algunos “malos modelos” que ven en series o películas extranjeras de Hollywood. “Hay películas y series juveniles extranjeras donde se ven a grupos de jóvenes, o cantantes que se “divierten” en fiestas con excesos, tomando en piscinas o teniendo relaciones sexuales en los dormitorios de una casa. Ese tipo de libertinaje es visto por los jóvenes, y ellos quieren pasarla igual. Y la gente que organiza estas reuniones ve un negocio muy lucrativo allí”, explica.

PLACER DEL MALO

“El adolescente, que opta por estas alternativas del placer desbocado, es porque en el hogar no ha tenido un control o ha vivido situaciones traumáticas, que espera liberar con estas fiestas donde -al parecer- todo está permitido y todo puede pasar”, afirma.