¿Dormir con el ventilador encendido es bueno? ¡Esto es lo que puede pasar!

Aire frío reseca las mucosas de las vías respiratorias y puede provocar bronquitis.

No duermas con el ventilador prendido.

No duermas con el ventilador prendido.

No duermas con el ventilador prendido.

Más sobre:

Salud,

Verano

En estos días de intenso calor, dormir con el ventilador encendido, ¿es bueno o malo? Puede parecer muy fresco, pero lo cierto es que ocasiona problemas de salud que se pueden y deben evitar. Fernando Donaires, médico infectólogo del Instituto Nacional de Salud, afirma que dormir con el ventilador encendido, y peor aun direccionado hacia el cuerpo, es un grave error, pues el aire frío de este aparato, al igual que el aire acondicionado, reseca las mucosas de las vías respiratorias y favorece el ingreso de gérmenes y polvo que infectan el organismo.

“El aire frío hace que desaparezca el moco de la nariz y así se pierde la barrera que tenemos para que el polvo y otros gérmenes no ingresen al cuerpo”, explica el médico.

De este modo, las personas quedan propensas a sufrir bronquitis y los que sufren asma, sinusitis o rinitis estacional se ven doblemente afectados.

“El aire frío también reseca la piel y los ojos, por lo que es común que estos últimos luzcan irritados y rojos”, advierte Donaires.

REFRÉSCATE

Cuando duermes disminuyes tu temperatura corporal, pero además de eso es esencial que abras las ventanas, tomes líquidos frescos y duermas con ropa ligera.

DURANTE EL DÍA

Durante el día sí puedes usar el ventilador, pero direccionado hacia el ambiente para que movilice el aire y evite la concentración de gérmenes en tu casa. Solo asegúrate de tenerlo siempre limpio, ya que cuando las aspas giran pueden hacer desprender ácaros del mismo aparato que podrían causarte alergias y tos.