Diego Quispe Tito, precursor de la corriente artística cusqueña

Conoce más acerca de Diego Quispe Tito y su aporte al arte cusqueño.

Diego Quispe Tito, precursor de la corriente artística cusqueña

Diego Quispe Tito, precursor de la corriente artística cusqueña

Más sobre:

Educación

La mañana del viernes 16 de septiembre, Cusco despertó con la triste noticia de un incendio que había consumido la Iglesia de San Sebastián. Lugar que era considerado patrimonio de esta ciudad imperial y en donde se almacenaban importantes piezas de arte que reflejaban la historia cusqueña. Entre ellas, las obras de Diego Quispe Tito.

Quispe nació en 1611, en el distrito de San Sebastián, en Cusco. Él y Basilio Santa Cruz Pumacallao son dos maestros indígenas que iniciaron la corriente pictórica de la Escuela Cusqueña, y quienes terminaron por imponer su estilo frente al de los españoles y criollos.

Sus piezas artísticas tienen una influencia italiana y también de artistas flamencos. Las obras de mayor renombre en su haber son: ‘Visión de la cruz’ (1631), donde se puede ver a Jesús aún bebé observando a los ángeles traerle una cruz, y ‘La Ascensión’ (1634), que muestra la partida del hijo de Dios al cielo.

La mayor cantidad de sus obras, entre los que encontramos lienzos, tallados y otras esculturas, se encontraban en la Iglesia de San Sebastián del Cusco, por lo que se cree que estas piezas pueden haber sido consumidas por las llamas que incendiaron el templo.

Sin embargo, aún se podrá observar su trabajo en otros países, ya que también hizo pinturas y otras obras en, por ejemplo, la Casa de la Moneda de Bolivia y la Catedral de Quito, en Ecuador. Así también, pintó importantes cuadros para los franciscanos, por lo que sus obras podrían estar en distintas iglesias del mundo.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.