Evita gritarle a tu hijo

Así no lo educas, más bien, es una forma de violencia verbal.

No le grites

No le grites

No le grites

Más sobre:

hijos,

Crianza

Tal vez muchos padres piensen que gritar a es un modo de educar y corregir. Pero están equivocados, esa es una forma de violencia verbal que solo provoca en el niño estrés, problemas de concentración, desmotivación, frustración, rabia y baja autoestima

Pero eso no queda ahí, hay muchas probabilidades de que con el tiempo se convierta en un adulto agresivo y trate de la misma forma a sus hijos.  La interrogante es  ¿por qué algunos padres tratan de resolver todo a gritos? Para la psicóloga Eva Caballero, ellos levantan la voz porque - a su criterio- es una forma de demostrar autoridad y obtener la rápida atención del niño. 

Según la especialista todo estilo de crianza debe estar basado en el respeto, el amor y la comprensión. Cálmate y presta atención a estos consejos.

1. Dependiendo la edad del pequeño, infórmale cuáles son las sanciones que tienen las malas conductas. Para ello deberás sentarte a conversar con él y responder todas sus dudas. No hagas esto en los minutos que te sobren antes de ir al trabajo, tiene que ser una plática tranquila y sin prisas.

2. Una forma de corregir es poniéndote a su altura. Eso no significa que se perderá la jerarquía padre- hijo. La idea es agacharte, cogerlo los hombros con suavidad y decirle: "Hijito, esta actitud tuya no es buena porque... (dale las razones que creas conveniente). Espero que mañana ya no se repita".

3. Antes de alzar la voz, respira profundo y pregúntale qué pasó y a qué se debe su mala actitud. Deja que exprese lo que siente, no lo reprimas con gestos serios o burlones. Ten mucha paciencia, recuerda que es pequeño y aún le cuesta decir lo que piensa y siente. 

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.