Frases que debes evitar decirles a tus hijos adolescentes

Si las menciones puede que empeores la situación con tus retoños, sé paciente y trata de comprenderlos.

Adolescentes

Cuando los hijos llegan a la adolescencia quieren hacer su voluntad y les molesta que estés controlando sus horarios.

Cuando los hijos llegan a la adolescencia quieren hacer su voluntad y les molesta que estés controlando sus horarios.

La adolescencia es una etapa muy complicada, los hijos quieren hacer su voluntad y muchas veces se niegan a respetar las reglas de casa. Tú fuiste hijo y sabes que hay cosas que un padre o una madre no debe decirle a su retoño, ya que los sentimientos y las malas experiencias se quedarán guardadas por mucho tiempo en su memoria.

Quién sabe y aún tengas que lidiar con algún trauma de la adolescencia generado por algo que te dijeron tus padres en un momento que los tenías al borde de la locura, por esa razón, a continuación encontrarás frases que debes evitar decirle a tu hijo. 

“¡Cuando tengas tu propia casa harás lo que quieras, mientras tanto esta la respetas!”
Cuando los hijos llegan a la adolescencia quieren hacer su voluntad y les molesta que estés controlando sus horarios. Está bien que sea tu casa, nadie te discute eso pero busca otra forma de llegar a ellos. Si de frente le lanzas esta frase, se sentirán humillados y albergarán resentimiento en su corazón hacia ti.

“Todo lo que me sacrifico por ustedes y miren cómo me pagan”
Seamos claros, tus hijos no pidieron venir al mundo, así que el sacrificio fue voluntario. Ahora bien, ¿a quién quieres engañar? Haces lo que haces por tu familia por amor, así que no les reproches tus sacrificios. Puedes recordarles lo que has hecho por ellos pero sin sacárselo en cara.

¡¿Por qué te va tan mal en el colegio si tu única obligación es estudiar?!
Es una expresión típica de los padres por el mal rendimiento en la escuela de sus hijos. Esto lo único que hace es bajarle la autoestima. Antes de decirla, pregúntale a qué se debe sus bajas calificaciones, tal vez algo lo está perturbando. Si no te dice nada, consulta con sus profesores.

¿Para qué me preguntas si igual vas a hacer lo que te parezca?
Tus hijos te preguntan porque desean saber si será o no de tu agrado, para tener tu permiso. Ahora, si quisieran hacer lo que gustan, lo hacen a escondidas y se evitan tus regaños o malas caras. Escúchalos, ellos estarán contentos con eso.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.