Mujeres que conciben en invierno son más propensas a la diabetes gestacional

La diabetes mellitus gestacional es una complicación grave que se caracteriza por un inadecuado control del azúcar en la sangre durante la gestación

pregnancy

Más sobre:

Embarazo,

Diabetes

Las mujeres cuyos bebés son concebidos durante el invierno son más propensas a desarrollar diabetes gestacional durante sus embarazos, según un estudio publicado hoy.

Científicos de la Universidad de Adelaida investigaron más de 60.000 nacimientos ocurridos en el estado de Australia del Sur entre 2007 y 2011, como parte de un estudio internacional liderado por Petra Verburg, de la Universidad de Gronigen.

"Nuestro estudio es el primero de su tipo que logra hallar fuertes evidencias de la relaciones entre la diabetes gestacional y la estación en la que el niño es concebido", dijo Verburg en un comunicado de la Universidad de Adelaida.

La diabetes mellitus gestacional es una complicación grave que se caracteriza por un inadecuado control del azúcar en la sangre durante la gestación y que puede desencadenar problemas como un peso excesivo del bebé, así como los nacimientos prematuros y el peligro de desarrollar diabetes del tipo 2 más adelante.

La investigación, que fue publicada en la revista científica BMJ Diabetes Research & Care, reveló que en el período estudiado la incidencia de embarazos afectados por la diabetes gestacional aumentó de 4,9 por ciento en 2007 a 7,2 por ciento en 2011.

Asimismo se encontró que un 6,6 por ciento de los embarazos con bebés concebidos en invierno fueron afectados por la diabetes gestacional, frente al 5,4 por ciento de casos en embarazos de bebés concebidos en el verano.

"Los mecanismos que causan la diabetes gestacional aún no son totalmente conocidos", remarcó Verburg, quien recordó que estudios previos la han vinculado a factores meteorológicos, actividad física, la dieta y la vitamina D.

La investigadora Claire Roberts, de la Universidad de Adelaida, explicó que el estudio muestra también que un elevado índice de masa corporal y una baja actividad física también representan factores de riesgo, así como la pertenencia a un estatus socio-económico bajo.