¿Por qué los perros se huelen el trasero? Es más interesante de lo que crees

Los perros tienen un sistema olfativo más desarrollado que el del ser humano y olerse el trasero es mucho más interesante de lo que parece

Perros huelen sus traseros

Perros huelen sus traseros

Los perros tienen comunicación química al oler traseros de otros canes

Más sobre:

Perros,

Ciencia

Ese momento incómodo o gracioso cuando sacamos a pasear a nuestro perro y, sin darnos cuenta, tiene el hocico en el trasero de otro. La impresión de nuestro ojos no es tan simple como lo pensamos. Entre los perros, el olfatearse es parte de la comunicación e implica reacciones químicas.

El olfato canino no funciona como el de los humanos, para ellos es un canal de comunicación. Las fosas nasales de los perros son más compleja: tienen mejor detector de moléculas, aspiran y exhalan por diferentes vías y tienen un cerebro experto en el análisis de olores que capta información.


A diferencia de los humanos, los perros tienen el olfato 10 000 o 100 000 veces más sensible. No hablan, pero se conocen a través del hocico y el trasero. Los perros guardan información en las glándulas de su ano: estado de ánimo, alimentación, sexo y género.


Según la Sociedad Química de Estados Unidos (ACR), los perros tienen un sistema olfativo auxiliar llamado vemeronasal el cual permite la comunicación química. Tiene nervios diseñados para la comunicación directa con el cerebro. Este sistema solo se dedica a oler la "información" de otros canes.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.