¿Eres adicto a tu celular y no puedes vivir sin él? Responde estas preguntas para averiguarlo

Hasta el hombre más poderoso del mundo parece que no puede vivir alejado de su teléfono. ¿Tú crees poder hacerlo?

Celulares

Celulares

¿Se puede vivir sin los celulares?

Imagina este escenario: unos metros después de salir de tu casa empiezas a tocarte los bolsillos y te percatas que no tienes contigo tu celular. ¿Eres de los que regresaría corriendo por él o no tendrías problemas en estar incomunicado por un rato? Esta nota te ayudará a saber si eres dependiente a este aparato que se ha vuelto parte necesaria (mas no indispensable) de nuestras vidas.

Si eres de los que respondió que sí regresaría corriendo por tu celular, no te preocupes, que no eres el único. Incluso hasta el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, considerado como uno de los hombres más poderosos del mundo, fue raudo a recoger él mismo su teléfono, lo cual aparte de demostrar su humanidad e igualdad con los demás al no enviar a alguien a traerlo revela que tampoco puede vivir sin ese aparato.

Bueno, en el caso de Obama, el que no lleve consigo su teléfono podría perdonarse ya que, como mencionamos antes, es considerado como uno de los hombres más poderosos del mundo. Pero para el resto de los mortales, ¿es posible que seamos tan dependientes a estos aparatos? ¿Se puede uno desprender uno realmente de ellos y vivir desconectado como solían hacerlo nuestros antepasados?

Para responder esta interrogante, tenemos que hacernos otra primero: ¿Crees que eres adicto a tu teléfono? Si tu respuesta es no, no te preocupes, ya que esa es la primera respuesta que muchos dan debido a que no quieren admitir su terrible adicción a estar 'conectados en línea' en vez de interactuar con las personas a su alrededor.

¿Cómo saber si eres adicto al teléfono? De acuerdo a un informe publicado en CNN, sólo entre el 10 y el 12 por ciento de los adictos a sus teléfonos inteligentes es capaz de admitirlo. Para saber si eres dependiente o no de tu teléfono, estas situaciones clave te permitirán saber si eres dependiente o no a este aparato.

* Utilizas el teléfono para todo, incluso para preguntarle algo a alguien que está en la habitación de al lado.

* Es lo primero y lo último que ves cada día.

* No recuerdas ni tu número de cuenta bancaria, por que la tienes anotada en tu teléfono.

* Si publicas algo en Facebook, estás pendiente de tu teléfono para saber qué opinan tus contactos.

* No recuerdas los cumpleañoss ni de tus padres, por que están en el calendario de tu teléfono.

* Tu familia y amigos ya no quieren ir al cine contigo porque para prendido del teléfono durante toda la película y te niegas a apagarlo.

* Dejas todo si te olvidaste el teléfono en algún lugar.

* Prometes que no llevarás tu celular a alguna cena o cita, pero lo escondes en tu bolsillo.

* Dices que no lo vas a usar tanto y lo apagas, pero cinco minutos después lo prendes.

* Te da un ataque de pánico cuando no lo encuentras, pero luego te das cuenta que lo tuviste siempre en tu mano.

* Estás leyendo esta lista en tu teléfono mientras te ríes y ves que cada una de estas situaciones se aplican a tu vida.

* En este momento piensas que no tienes un problema, que solo es una exageración.

* Estás a punto de dejar de leer esta nota.

Si has experimentado la mayoría de situaciones, pues en efecto tienes un problema de dependencia con tu celular. Si tienes la suerte de no haberlas vivido, pues todavía estás a tiempo de evitar este mal hábito. Advertidos están.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.