Tips para huir de un incendio

Conoce lo que tienes que hacer si hay un incendio en tu casa.

incendio

Incendios pequeños pueden desencadenar grandes desastres.

Incendios pequeños pueden desencadenar grandes desastres.

Si se produjera un incendio en tu casa, ¿sabrías qué hacer? Hablar sobre incendios puede asustar a cualquiera porque a nadie le gusta pensar en hacerse daño o en que se le quemen las cosas. Pero te sentirás menos preocupado si estás preparado. Es una buena idea que hables sobre qué haría tu familia si se declarara un incendio en tu casa. Tienes que hablar sobre el plan de evacuación para salir de casa y sobre las vías de escape.

Conocer las salidas
Un plan de evacuación puede ayudar a todos los miembros de la familia a salir de una casa en llamas. La idea es salir deprisa y de una forma segura. El humo de un incendio puede hacer que sea difícil ver dónde están las cosas. Por lo tanto, es importante aprender y recordar las diferentes formas de salir de casa. ¿Cuántas salidas hay? ¿Cómo puedes llegar hasta ellas desde tu habitación?

Medidas de seguridad
Si estás en una habitación con la puerta cerrada cuando se declare el incendio, tendrás que tomar unas cuantas medidas adicionales:

Comprueba si entra calor o humo por las rendijas de la puerta (para saber si hay fuego al otro lado).

Si ves que entra humo por debajo de la puerta, ¡no abras la puerta!

Si no ves humo, toca la puerta. Si quema o está muy caliente, ¡no abras la puerta!

Si no ves humo y la puerta no está caliente, toca con cuidado la manija de la puerta. Si quema o está muy caliente, ¡no abras la puerta!

Si la manija está fría y no ves humo colándose por las rendijas de la puerta, ábrela despacio y con mucho cuidado. Si, al abrir la puerta, sientes que una oleada de calor o de humo entra en tu habitación, cierra la puerta rápidamente y asegúrate de que está bien cerrada. Si no hay humo ni notas calor al abrir la puerta, dirígete hacia la otra salida que figura en tu plan de evacuación.

Mantente agachado
Si hay humo en la casa, mantente agachado y cerca del suelo mientras te desplazas hacia la salida. En un incendio, el humo y el aire tóxico son más peligrosos para la gente que las llamas. Respirarás menos humo si te mantienes cerca del suelo.

El humo tiende a subir por naturaleza. Por lo tanto, si hay humo cuando tengas que utilizar tu vía de evacuación y te mantienes agachado, podrás avanzar por debajo de él. Te puedes tirar al suelo y avanzar bajo el humo.

¿Y si no puedes salir inmediatamente?
Si no puedes salir deprisa, porque el fuego o el humo están bloqueando una vía de escape, tendrás que gritar para pedir ayuda. Puedes hacerlo desde una ventana abierta o llamando al teléfono de emergencias 116, si dispones de un teléfono.

Aunque estés muy asustado, nunca te escondas debajo de una cama ni dentro de un armario. A los bomberos les costaría mucho encontrarte. Cuanto antes te encuentren, antes estarán todos fuera.

Mientras tanto, impide que el calor y el humo entren por la puerta tapando las rendijas que haya a su alrededor con mantas. Si hay una ventana en la habitación por la que es imposible salir, ábrela bien y mantente a su lado. Si puedes, toma un trozo de tela o de toalla, y póntelo sobre la boca para no inspirar humo. Esto funciona incluso mejor si lo mojas.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte a nuestro newsletter.