Home office: ¿Vas a trabajar desde casa? Cinco pautas para ordenar tu espacio y no fracasar en el intento 

No hay nada más cómodo que trabajar desde tu casa, pero a veces puedes distraerte. Revisa estos consejos para crear el mejor ambiente.

Home office

Home office

Home office

Más sobre:

Trabajo

Para muchos, optar por un trabajo desde casa, teletrabajo o home office, puede representar un gran cambio en el estilo profesional que venía practicando por años: en una oficina, con espacios configurados por su empleador, horarios de ingreso, comidas y salida, entre otros aspectos.

En un principio, organizar tu oficina puede resultar complicado. Sin embargo, eligiendo el mobiliario y soluciones adecuadas se convierte en una tarea sencilla. Es por eso, que Visso, empresa peruana que ofrece soluciones de amoblamiento para el sector oficinas y espacios corporativos, ofrece cinco pautas para que el nuevo colaborador home office configure un espacio de trabajo productivo y acogedor en casa.

1. Define el área de trabajo. Ayuda a tu mente a distinguir intuitivamente en qué lugar realizas tus labores y en cuál descansas, comes o te vistes, para evitar que te distraigas cuando tus labores te exijan el máximo de productividad. Un buen estante o armario puede definir los linderos de tu oficina, a la vez que te ayuda a organizar tus documentos.

Estante

Estante

Estante

2. Evalúa el espacio con el que cuentas. Un error común es sobrestimar el tamaño de tu oficina y asignarle un mobiliario que resulta muy grande. Toma las medidas de paredes, ventanas y puertas para que puedas elegir un buen escritorio, que tenga diseño limpio y eficiente como el de estilo Quadra, el cual te permitirá crear áreas de trabajo perfectas donde se aprovecha todo el espacio disponible.

Quadra

Quadra

Quadra

3. Considera tu horario de labores. Un detalle no menos importante es el tiempo que pasarás frente a la computadora, pues de esto dependerá cuán ergonómica será tu silla. Si planeas pasar más de dos horas sentado, prioriza el confort sobre estética; aunque, valgan verdades, puedes hallar ambas virtudes en sillas como las que ofrece Visso.

4. Elige el mobiliario a tu medida. El mobiliario que elijas debe adaptarse bien a tu anatomía. Por ejemplo, tu talla determinará la altura de tu silla y la de tu escritorio. Pon mucha atención en el espacio que ocuparan tus piernas bajo la mesa: esto va a depender también de las cajoneras o estantería baja con la que venga configurada aquella que elijas.

5. Dale a tu home office calor de hogar. Ahora que trabajas desde casa, tienes la libertad de hacer más cálida la decoración de tu oficina. Con ese fin, es recomendable añadirle uno que otro elemento casero como una planta en macetero, cortinas de colores neutros, una lámpara LED o tu taza favorita para el café, en alguno de tus estantes.

Escritorio

Escritorio

Escritorio


Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.