Domingo 20 de abril del 2014

Síguenos:

Domingo 11 de julio del 2010 | 10:30

Melissa vendió empanadas

La ex de Robert contó que desde pequeña se ganó la vida haciendo de todo. A los 17 años animó eventos infantiles.

Es una de las modelos más deseadas de la televisión. Y no es para menos, una simple mirada, junto a su sonrisa angelical y bellas piernas, provocan que cualquier hombre se aloque por tenerla al lado y de eso puede dar fe un suertudo: Roberto Martínez. Sin embargo, Melissa Loza no le ha cerrado las puertas al amor, pero espera que cuando este vuelva a llamar a su puerta, ese hombre sea sincero.

“Tuve una infancia muy feliz. Sin embargo, sufrí un golpe muy duro (suspira). Mi padre falleció cuando tenía 12 años y su partida afectó a mi familia que, en ese tiempo, residía en Chimbote. Mi madre se encargó de mi hermana y de mí. Ella nos sacó adelante y nunca tuvo necesidad de tener a un hombre para hacerlo, y eso lo admiro”, contó a Trome.

Agregó que luchó desde muy pequeña y que ayudaba a su madre haciendo y vendiendo empanadas. Sobre los coqueteos de Gisela y Roberto, la bella modelo señaló que si existe atracción y amor todo puede pasar. Por su parte, aseguró que terminó con el ex pelotero y “no hay marcha atrás”.