Nicola Porcella habla de todo: ¿cómo es como pareja y papá? Entrevista exclusiva [VIDEO y FOTOS]

Nicola Porcella nos dio una entretenida entrevista en la que habló de todo tipo de temas.

Estamos buscando a Nicola Porcella. Los pasillos del ‘Megaplaza’, que parecen acurrucarte con esa melodía ambiental, se interrumpió por un grupo de chicas que contemplaba a un jovencito que llegó sin avisar. De las tiendas, restaurantes y stands, las miradas seguían paso a paso el caminar de Nicola Porcella, el chico del reality ‘Esto es guerra’. No se detiene, avanza rápido, muchas preguntan tímidamente si es él o un ‘clon’. Hasta que una se anima a hablarle. El capitán histórico de ‘Las cobras’ accede a una foto para una fan y, después, viene una avalancha de selfies y sonríe. Entiendo que esta entrevista a Nicola Porcella demorará más de lo programado.

¿Pituco?
La gente cree que soy de La Molina. Tengo harto barrio...

¿En qué zona creciste?
He vivido en la avenida Tarapacá, en el Rímac, frente a la Unidad Vecinal.

Allí ‘pica’...
Ahora está más tranquila.

¿Y después adónde fuiste?
A la avenida Arenales, en Lince.

Has recorrido tus jirones...
Conozco el Callao, porque jugué en el Sport Boys.

¿Ibas a pie o en auto?
Entrenábamos en el ‘Gualberto Lizárraga’ de la Ciudad del Pescador. Entraba y salía caminando hasta La Marina.

¿Te ‘pusieron’?
Si no tenía ni un sol...

¿Un chalaco más?
Mis amigos eran de San Judas, Loreto, Puerto Nuevo. Me decían para ir a comer cebiche y los seguía.

¿Te trataron bien?
Me enamoré del Callao.

¿Rosado?
Crema toda mi vida, pero desde que jugué en la ‘Misilera’ mi corazón quiere a ambas camisetas.

¿Conocías tu pelotita?
Estuve en una Sub 17 que dirigía el profesor (José Luis) Pavoni. En un amistoso le hice un gol a Venezuela y Alianza me quería.

¿Qué pasó?
Mi pase pertenecía a Municipal y no me dejó ir.

¿Jugaste por la ‘Franja’?
En Segunda. Tenía de compañeros al ‘Zorro’ (Marco) Portilla y Aldo Mora.

¿Ganabas con las chicas?
Cuando he estado solo sí he salido con amigas, pero en mi vida solo tengo dos relaciones y largas: la mamá de mi hijo y Angie (Arizaga).

Tengo la sensación que sin fama y sin plata, te trajiste abajo muchas billeteras...
Sí, pero por un día, porque después volvían con el ‘pagador’.

La mayoría cree que puedes salir con la que quieras...
Eso dicen mis ‘patas’, aunque siempre les repito: ‘Llamo, las timbro, me hacen caso, pero no sé si al día siguiente salen en un canal a hablar de mí’.

¿Mujeriego?
No.

Nadie se traga ese cuento.
He cometido errores, no he sido un santo, pero nunca hice daño cuando he estado en una relación.

Suelto en plaza, ¿salías de ‘cacería’?
El libre sale con una u otra, solo la pasa bien.

¿Aceptas que tu flaca tenga un ‘mejor amigo’?
Su mejor ‘pata’ soy yo.

¿Si la invita a cenar para conversar como ‘causas’?
No me vengas con huev... Si la invita, vamos los dos.

¿Dejas que tome el té con sus amigas?
Sí.

¿A una discoteca?
No.

Pregunta obligada, ¿por qué amas a Angie?
El amor es admiración. Sé cómo ella salió adelante, la forma que ayuda en su casa, cómo mantiene un hogar.

¿Detallista?
Cuando tengo un gesto, parece el fin del mundo.

Nicola Porcella decidió la suerte de Gino Assereto en 'Esto es Guerra'.

¿Llevas el desayunito a la cama?
Ahora que mi hijo Adriano está con nosotros los fines de semana, sí.

¿Buen papá?
Totalmente. Ni mal padre ni mal hijo. Se perdona hasta ser mala pareja.

¿Botado?
Un poquito vanidoso.

En la ‘tele’ te alucinas el más arreglado...
Lo digo en broma, ahora mis compañeros se copian.

¿Full maquillaje?
No lo hago.

¿Combinas tu ropa?
Antes no sabía, Angie me enseñó.

Ella dijo alguna vez que tenías dos pies izquierdos.
Soy rochoso, pero quien sí es malísimo es Matías Brivio.

Califícate como ser humano...
Jodido, complicado. Me tienes que hablar bien.

¡Tanto así!
No soy malintencionado. A pesar de mi inmadurez, soy noble.

Paras el tráfico, congestionas la vereda.
Me odian o me quieren, no me quita el sueño.

Generas dos tipos de comentarios...
Unos dicen: ¡Qué gracioso es! Otros afirman: ‘Es un con... su m...’.

Las ‘Nicolalovers’ te endiosan...
Pasé de no tener trabajo a ser como los ‘Menudo’.

¿Eso significa?
Que no me mareo con nada. Sé que esto acabará en algún momento.

¿Apoyas a la gente?
A veces voy a hospitales para visitar a un niño enfermo y lloro.

¿‘Mano abierta’?
Un día me iba a una fiesta con 150 soles. Una señora que vendía caramelos me pidió ayuda. Le di 50.

Eso fue un buen gesto.
Me sentí mal y la busqué para darle los otros 100.

¿Peleandero?
Una vez en el colegio y nunca más.

¿Qué te saca de tus casillas?
Si en la cara me dicen: ‘Ay Nicola, sauuu’, ahí sí les hago el pare.

¿Fobias?
A las agujas en la vena y a las alturas.

¿Un problema?
Sufro de depresión y hago mi terapia.

¿Y cuando te ataca?
Pienso en todo lo que debo hacer para salir de ese trance.

Es una buena medida.
Una mente ocupada, no se deprime.

De chico reality a empresario...
Entrando a ‘Megaplaza’ vamos a abrir el ‘Forza Functional Training’. Es para todo el mundo. Precios baratos, entrenadores A-1 y yo mismo voy a supervisar el trabajo de los clientes.

Llegas a casa, ¿dejas el celular en la mesa?
Sin problemas.

¿Qué haría un ‘tramposo’?
Llevarse el teléfono hasta el baño.

Dos amigos que te dio el fútbol...
El ‘gordo’ Crifford Seminario. Un jugadorazo. El otro, Carlos Elías. Tremendo crack.

¿Uno que no llegó?
Raúl ‘Chino’ Navarrete. Extraordinario.

Ahora sí, un saludo para Trome a manera de despedida...
Lo leo todos los días, sobre todo cuando me han dado duro. Lo llevo siempre en mi celular. Gracias, porque así me conocen mejor.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.