‘Chemo de los pobres’ anda en amores con una rulitos bien parecida a la ‘Doradita’

El Bombardero nos tiene las calientitas de la pelota local.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

Del saque somos carnecita... Mi querido viejo. El primer ídolo. Amigo, causa, brother, compinche, ‘cajafuerte’ y protector. Cuando logras algo, de lejitos te mira sonriendo. Cuando estás triste, se te pega más. Cuando caes enfermo o en problemas, duerme sentado junto a tu cama. Te cuida cuando naces y creces. Te forma, te educa y te da las herramientas para ser alguien en la vida. Ahora engríelo. No esperes que no pueda caminar o esté en un cementerio para honrarlo. Para el verdadero padre, mi abrazo y reconocimiento. Para el ‘fulero’ que abandonó a su hijo, para ese ni mela, solo el látigo del desprecio. Sí, señores...

Ya me contaron que el ‘Chemo de los pobres’ anda en amores con una rulitos bien parecida a la ‘Doradita’. A mitad de semana, estuvo probando suerte en ‘Plaza Vea’ de la avenida Tarapacá, en el Rímac. Entraron y apostaron en los partidos del campeonato. Lo malo que al final ella abrió la billetera. Él solo dio los pronósticos. Asuuuu...

Me pasan la voz que el técnico de un club grande, con camiseta a rayas, está decepcionado de un volante que trajo de su país. Primero se desaparece sin avisar, regresa y, como no lo pone de titular, se molesta y anda con cara de pocos amigos. Le contamina el ambiente. Por si acaso, cuidado que le rescinden en el Clausura. Rexuxa...

Así que hace dos sábados, el arquero de Fútbol 7 de la ‘U’ organizó una pollada para su tratamiento y bajaron el ‘Puma’ y ‘Chiquito’. El vacilón fue en la cuadra 8 de la avenida Morales Duárez y se portaron comprando ‘chelas’ y varios platos. El exarquero ni miró a las muchachitas, porque ese barrio pica. Además, ya se le quitó lo de abusivo. Está curado después del cabezazo que le metió el seguridad de un salsódromo en Los Olivos. Y no va a ser... Me voy, soy fuga.