‘Chiquito’ está corrido del Callao por faltoso

El Bombardero te trae la verídica de los protagonistas de la pelotita dentro y fuera de la cancha.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

Del saque somos carnecita... Todo se sabe. ‘Chiquito’ está corrido del primer puerto. El hombre se equivoca y ya está con ‘rochabus’. A un patita le puso la mano y el muchacho no se ha quedado tranquilo. Le va a pasar la factura. En otra zona, también se fue de avance y miró a quien no debía y allí también lo quieren parar de cabeza. Qué le cuesta no meterse con nadie, caminar tranquilo y sin estar volteando a cada rato. En el Callao nada es broma. Como dice Maicelo: Te hacen un montón de huecos. Y no va a ser...

¿Se acuerdan del ‘Güevo’ de Matute? Me avisan que recién se ha casado con su novia de toda la vida, lo malo es que hasta ahorita no firma el ‘gol’ que anotó en la avenida 2 de Mayo, en San Isidro. Solo gira billete y no asegura cuándo va a venir. El Señor ve todo de arriba. Nadie lo engaña. Pórtate bien y te irá bien. Así es...

El martes pasado, Rivelino Carassa terminó renegando, volando y botando babas. Llevó a su mancha a jugar al ‘Chamochumbi’ de Magdalena y se retó con un equipito de chibolos. Apostaron 3 ferros y uno puso el exzaguero. Les ganaron con baile y todo. Terminaron sudados y misios. ¿Será cierto eso...? Por siaca, al final de la Javier Prado falta plata, pero al número uno le sobra porque vive como rico. Se acaba de comprar un caballo que le hizo sacar 100 mil soles que tenía debajo del colchón. Y sus jugadores viajan en bus y los operarios y técnicos de menores no cobran hace meses. Qué feo...

Me pasan la voz de que se le está yendo el control al técnico del puntero de la Segunda. Hay un runrún de que brinda con sus pupilos y ya en una oportunidad cambiaron el horario de la mañana por la tarde a pedido de algunos, que liquidaron hasta tarde y con él. Cuidado que se les va la lancha... Me voy, soy fuga.