El equipo al final de la Javier Prado es una minita de oro

El Bombardero te trae la verídica de los protagonistas de la pelotita dentro y fuera de la cancha.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

Del saque somos carnecita... Saquen la calculadora y anoten. El equipo que queda al final de la Javier Prado es una minita de oro. El número uno, el ‘Trigueño’, chapa 50 mil soles mensuales, lo sigue ‘Viento’ con 45 mil, el ‘Chifero’, que no hace nada, pasa por caja y saca 35 lucas ‘cholas’. Quien no se queda atrás es ‘Sintecho’, que cobra 20 mil por mirar a un costado en las conferencias de prensa. Y hay intrascendentes que no sirve ni mencionarlos y que están en 18, 15 y 12 mil. Entre toda esa mancha, se llevan más de 200 lucas al mes. Provecho... 

La verídica que las chicas son rapidísimas para escanear. Sobre todo las que son ‘socias’ del ‘Barranco Bar’. Ya no les paran bola a los que toman etiqueta roja y negra. Son de dorada para arriba o, mínimo, champán. Tienen imán para pegarse a los box o supervips, con mesas llenas de trago fino que no raspe la garganta. Antes, con una botella de guinda, chata de ron Cartavio, roncola, vodka o chela, te ibas de alivio. Lo más curioso es que ves a cada chancado con un señor cuero y todavía les dicen: ‘mi amor, mi vida’. Eso no corre. Yo no me emociono ni se me levanta el ánimo cuando me empelotan por interés. Rexuxa... 

Me cuentan que la gente chalaca estaba ‘volando’ porque el domingo mucha gente se quedó afuera del ‘Miguel Grau’ y todo porque los que estaban en la puerta de seguridad jugaron con los controladores y ‘armaron’ el carrusel con las entradas. Así no es...

Me avisan que la ‘Pinza’, un zurdo que jugó en Ate y otros clubes, estaba dirigiendo un cuadro del jirón Pizarro, en el Rímac. El dueño es de billete fuerte y el hombre lo había clasificado a la liguilla final de Lima de la Copa Perú. Pero se metió por lo palos Tito, el hijo del ‘Capitán’, y tuvo que quitarse a su casa calladito. Qué feo... Me voy, soy fuga.