‘Ken’ está perdidamente enamorado de muchachita que trabaja por Miraflores

El Bombardero te trae la verídica de los protagonistas de la pelotita dentro y fuera de la cancha.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

Del saque somos carnecita... Me pasan la voz de que el ‘Ken’ está perdidamente enamorado de la muchachita que trabaja en una empresa por la avenida Ricardo Palma, en Miraflores. Le está costando conquistarla, pero ha mostrado todas sus armas. Hay un runrún de que ya salieron, también la invitó a cenar a su casa, pero la chica solo le responde que debe tener paciencia. Ojalá no se aburra y salga en busca de otras que en ‘one’ le dan el sí y todo lo demás. Curuju... 

El ‘Cóndor’ ayer, plan de 5:30 de la tarde, entró solito a un hotel del jirón San Martín de Miraflores. Si entraba por la cochera, su sitio preferido para sus travesuras, fácil lo esperaba un ‘pescado’ en una habitación. Pero apareció sin auto. Seguro fue a visitar a un amigo o la hizo bien. Rexuxa...

La selección Sub-18, que dirige el argentino Daniel Ahmed, no le gana a nadie y quedó eliminado en Ecuador. Tenía pasajes para retornar a Lima desde el jueves pasado, pero pidió que paguen penalidad para recién regresar hoy y todo porque necesitaba un par de días para presentar sus proyectos a clubes de Quito. Somos una mela en menores. Y todo con el aval del ‘Ciego’ y ‘Toño Centella’, los grandes culpables. Así es... 

Hoy, en el barrio de Dagoberto Goyzueta y la tía ‘Poco Floro’, en la cuadra 5 del jirón Lima, en La Perla, más conocida como calle La Huasca, se pone porque se pone. Habrá un festival deportivo, donde caerán los pisteros más bravos del Callao. Solo se tomará Pilsen, comerán polladas crocantes como en ningún otro lado y lo mejor viene en especie, claro, en pantaloncitos pegaditos. Van abrigaditas, pero a la tercera pieza ya se quieren desvestir. Orquestas en vivo para los salseros netos. Allí bajo... Me voy, soy fuga.