"Este qué me va a exigir respeto, si se mete con las mujeres de los compañeros"

El “Bombardero” te trae la verídica de los protagonistas de la pelotita dentro y fuera de la cancha.

El “Bombardero” y las historias de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” y las historias de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” y las historias de los deportistas peruanos.

Del saque somos carnecita... La verídica que tiene toda la razón el ‘Potón’. Se desubicó con base con ‘Cayo’ y le dijo a sus compañeros: “Este qué me va a exigir respeto, si se mete con las mujeres de los compañeros, le hace la cama a los técnicos y le pega a los chibolos. Si otro me pide que entre en el minuto 95, lo hago sin problemas...’. Eso es lo que uno siembra. En la vida, cada ser humano tiene una marca.

De legal, derecho, trabajador, talentoso o una mela. Así de sencillo. Sí, señores... Ya me enteré que un ‘Talareño’, que lo confunden con la ‘Ciudad de la eterna primavera’, se mechó con su ‘quinceañera’. Todo porque es muy celoso, desconfiado, podrido, intenso. Como la chica regresó a las grabaciones de la telenovela, ella le pide que la recoja y, cuando llega, le dicen que ya se fue. Vuela y su cerebrito alucina cochinadas.

Noooooo… Me avisan que en Ate se están aburriendo del malcriadazo que anda buscando carne como una hiena. Es que la vez pasada faltó y, por no armar un escándalo, se la pasaron por alto. Pero la cruda es que camina por Barrios Altos y se aparece tarde en casa. No cuida su cuerpo. Tiene que cumplir bien en ambos lados y después entrenar chaqueteado. Qué palta... El ‘Gavilán’ timbra y timbra al ‘Monumental’.

Les ha comunicado que quiere jugar seis meses y retirarse. No se hace palta por la guita, pero lo único que desea es que le armen un partido de despedida. Chale, Cruzado y otros bravos, ídolos de ídolos, no tuvieron ni un lonche por los años servidos al club. La firme que este pan con mantequilla y camote es un igualado. Así es... Hay un runrún que ‘Machito’ se compró un terreno en el balneario de ‘Pimentel’. Ya se quedó por allá y se va asegurando porque entra a la etapa final de su carrera. Por fin compró algo, porque lo único que se le veía eran autos que los traían chocados de Estados Unidos. Curuju... Me voy, soy fuga.