Muchachita está timbrando a un ‘Gato’ que espera su ‘gatito’

El Bombardero te trae la verídica de los protagonistas de la pelotita dentro y fuera de la cancha.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

El “Bombardero” te cuenta las últimas de los deportistas peruanos.

Del saque somos carnecita... Todo se sabe. Seguiremos últimos en Sudamérica mientras le demos vida a incapaces. Recién me entero que un ‘Chifero’, que solo dirigió diez partidos en la San Agustín hace dos décadas, fue el que recomendó a un parrillero para que se encargue de las menores, de las bases, de nuestro fútbol. O sea, que le damos la responsabilidad de elegir a un patita cuyo fuerte es hacer la masa de los wantanes, picar la cebollita china y sancochar los fideos para el tallarín. Es el mismo que hace poco chambeó en una entidad del deporte y ahora en un club que está terminando la Javier Prado. La pregunta es: ¿Y cómo lo hace?... 

Por si acaso, una muchachita, cuyo nombre empieza con ‘J’ de Janet, está timbrando a un ‘Gato’ que espera su ‘gatito’. Hasta ahora, el marcador se ha puesto fuerte, no la empelota y la tiene bloqueada, pero ella está en bastante y, como el defensa está en ‘cuarentena’, puede caer en la tentación y pecar. Las trampas son el diablo. Rexuxa... 

Perdió el ‘Rey de los bloopers’. Un volante de un equipo del ‘Callejón de Huaylas’, cuyo apellido empieza con ‘A’ de Adrianzén, lo está ‘partiendo’ con su amor de Lima. El chico no tiene fama, tampoco billete y, sin embargo, se levantó a la manzanita. Aseguran que la guapita le paga el ‘telo’ cuando viene a la capital. Curuju... 

Me avisan que un chamaco que perdió el último sábado en el ‘Monumental’ terminó recontratriste. Es hijo de un técnico que obtuvo un título internacional, pero igual un colega no lo respetó. Fue a ver a su flaquita y descubrió que un ‘santo’, cuyo papá gobierna un distrito, la visita mientras está por Nueva Cajamarca. El temita es que la fulanita lo permite. Así no es... Me voy, soy fuga.