Keiko y Kenji Fujimori son dignos personajes de un 'manga' dramático [VIDEO]

El Búho habla de los hermanos Keiko y Kenji Fujimori y más cosas que están en la agenda. 

Kenji Fujimori

Kenji y Keiko Fujimori son protagonistas de la agenda política.

Kenji y Keiko Fujimori son protagonistas del acontecer político.

Este Búho alucina la política peruana como un inmenso bufé de comida criolla y oriental. Veo a Alberto Fujimori metiendo trinche a unas lonjas de Becerril al horno y a Kenji Fujimori degustando unos suculentos wantanes rellenitos con Keiko Fujimori encurtida. Jorgito del Castillo saborea un cebiche de tiburón ‘Alan’ con camote norteño Velásquez Quesquén. Alejandro Toledo se empuja un cuy entero crocante con tremenda y estirada colaza. Susana Villarán prueba una salchicha marca ‘Mago Favre’ con mostaza Odebrecht y una copita de ‘Lula Colada’. Sé que con mis ‘Piqueítos’ se les hará agua la boca y como diría el ‘Chato’ Miguelito Barraza: ¡A comerrrrrrrrrrr!

UNA VELITA CON SORPRESA: Al soplar la velita, le puede explotar la torta en la cara a PPK. El presidente llega al 28 de julio con un bajón de seis puntos en su aprobación, según la encuesta de GFK. Ese mezquino 32% se debe a la desastrosa manera como llevó el Gobierno el asunto del aeropuerto de Chinchero, que dio paso a escandalosas presiones a Edgar Alarcón, viles chuponeos , y finalizó con la salida de dos ministros -Vizcarra y Thorne- y la remoción del titular de la Contraloría. Y ese escándalo no ha terminado, pues PPK sigue insistiendo en el proyecto del Cusco, pero el ministro Bruno Giuffra anunció que resolvieron unilateralmente el contrato con ‘Kuntur Wasi’ y es probable que esta empresa insolvente, que incumplió el trato y causó todo este entuerto, enjuicie al Estado peruano y se lleve una millonaria compensación sin haber levantado en tres años ni un murito. El pueblo espera que el mandatario no nos venga con retóricas y aborde dos temas en especial, que son la inseguridad ciudadana y la reactivación económica.

‘CAÍNA Y ABEL’: Drama bíblico en ‘manga’ japonés. Caín mató a su hermano Abel. Si Caín ultimó a Abel con una quijada de burro, Keiko Fujimori quiso bajarse a su hermano Kenji con la quijada de Héctor ‘Pura Vida’ Becerril y con los bigotes de ‘Pirata’ de Carlos Tubino. Este Búho lo cantó hace tiempo. Kenji es el ‘tapadito’ de Alberto Fujimori. Este último es el ventrílocuo que le sopla todititos los guiones al otrora chibolo que dormía con su perrito ‘Puñete’. Pero Keiko cometió un grave error de cálculo. Creía que muchas de las mandadas declaraciones de Kenji eran exabruptos de su hermanito, quien tenía serios problemas para leer el libro ‘Coquito’. Imaginaba que detrás de él estaba un asesor chistosito que le hace las caricaturas y responde el Twitter. Pero se equivocó. Cuando hizo que sus ‘mastines’ en el partido sancionaran a Kenji y vio la inmediata reacción del ‘Chino’, ella tuvo que tomar agüita de azahar marca ‘Rolando Reátegui’. El ‘Chino’ se puso como un león y llamó ‘desleales’ a los que quisieron humillar ‘al único que lucha por su libertad’. El ventrílocuo Alberto, su ‘muñeco Kenji vs. Keiko’ y los que se han subido a su mototaxi están yendo en zigzag y en sentido contrario.

Kenji Fujimori: "Puedo soportar cualquier insulto por ver a mi padre libre"

Kenji Fujimori : "La esencia de Fuerza Popular es el ingeniero Alberto Fujimori"

¡POBECHITOS!: Este columnista comprueba cómo alguna aplanadora mediática pretende hacernos creer que el país está indignado por la ‘abusiva’ prisión preventiva para Nadine Heredia y Ollanta Humala. Pese a que el 70% de la población está de acuerdo con su detención, según GFK. Algunos han trabajado para el régimen nacionalista, como funcionarios, dando asesorías y hasta con cargos en el extranjero y embajadas. ¿Con qué autoridad se expresan como ‘personalidades democráticas independientes’? Sí pues, esos mismos que se subieron al coche del nacionalismo y se zurraron en el informe de la Coordinadora de Derechos Humanos, que sí denunció al ‘Capitán Carlos’, en su oportunidad, por violación de derechos humanos y asesinato. Nadine Heredia se burló de la justicia al negar las agendas, que luego tuvo que reconocer. Trató de cambiar su letra, iba a las audiencias sin abogado, pretendió irse a trabajar a Ginebra y si no la descubrían, hacía la de Toledo. La Fiscalía la acusa de apropiarse de dinero ilícito de procedencia venezolana y brasileña para su propio provecho y no vaciló en enredar a su madre, que de manejar una movilidad escolar, se compró una residencia y se volvió una potentada, mientras su hermano Ilan hacía dupla con Martín Belaunde Lossio para hacer lobbies que aprobaba Nadine. ‘Le gustaba la plata como caramelo’, así la definió don Isaac Humala. Apago el televisor.