Venezuela y el autogolpe de Alberto Fujimori analizados por El 'Búho'

El 'Búho' comenta lo más saltante de la actualidad en sus nuevos 'piqueítos'.

Venezuela sigue en estado crítico.

Venezuela sigue en estado crítico.

Venezuela sigue en estado crítico.

Este Búho ve bien movida la coyuntura política a nivel nacional e internacional. Hay huaicos e inundaciones en Colombia y Perú, y un terremoto gubernamental en Venezuela, de imprevisibles consecuencias. Por eso les presento mis ‘Piqueítos’ políticos que tanto reclaman mis lectores.

CADA VEZ MÁS SANGUINARIOS: ‘Raqueteros’, ‘asaltabancos’, extorsionadores y sicarios actúan a diario y cada vez con mayor salvajismo y crueldad. La mañana de ayer, en Surquillo, una banda de seis asaltantes disfrazados de heladeros y obreros asaltó a un cambista, al que le robaron treinta mil dólares en medio de un tiroteo en el que resultaron heridos un agente de seguridad, tres cambistas y uno de los delincuentes. ¡Por las balas perdidas pudieron morir niños! Y en la víspera, un padre y su hija, ambos cambistas, cuando se dirigían a su casa, fueron asaltados por pistoleros en motos y autos en San Miguel. Les robaron más de 130 mil soles, pero se salvaron de morir. ¿Nadie puede parar a estas lacras?

LA RECONSTRUCCIÓN: Que nuestro país no está preparado para afrontar un desastre, no es ningún secreto. ¿Pero por qué, acaso falta plata? Este Búho está convencido de que el motivo es la corrupción de alcaldes, gobernadores y muchas otras autoridades, que se la pasan maquinando en cómo robarle al pueblo la mayor cantidad de dinero en el menor tiempo posible sin ser descubiertos. A esos delincuentes de saco y corbata no les importa que muchos peruanos se queden sin casa, pasen hambre y mueran por su culpa. Solo están obsesionados en adquirir grandes mansiones y hacer costosos viajes de placer. Se les identifica fácilmente, pues de la noche a la mañana y de manera inexplicable, comienzan a hacer vida de ricos. Esos sujetos solo merecen la cárcel.

Surquillo: Delincuentes disfrazados de heladeros desataron feroz balacera

Surquillo: balacera

VENEZUELA ES UNA LÁGRIMA: Es increíble la situación que se vive en Venezuela, donde mucha gente tiene que escarbar en la basura para conseguir una fruta podrida o algunas sobras para llevarse a la boca. Al Perú han llegado, huyendo de la pobreza de Venezuela, médicos, psicólogos, profesores y otros profesionales para trabajar de vendedores ambulantes, meseras o lavacarros. Esas son las consecuencias de las autocracias y de los regímenes podridos por la corrupción, cuyos dirigentes son verdaderos delincuentes que solo piensan en detentar el poder el mayor tiempo posible, mientras sus cuentas bancarias en paraísos fiscales se hacen inmensas.

EL RECURSO DEL CHOLO: El Poder Judicial vio ayer la apelación de Alejandro Toledo para que se le revoque la orden de 18 meses de prisión preventiva. Mientras, el expresidente sigue en Estados Unidos pasándola bien, pero huyendo de la justicia peruana. Si es inocente y, como él dice, no recibió la coima de veinte millones de dólares de Odebrecht, que se ponga a derecho y se defienda acá. Es indigno que la persona que un día encarnó a toda una nación, no tenga reparos en escabullirse como si se tratara de un vulgar carterista. ¡Una vergüenza!

'¡DISOLVER, DISOLVER!’: Ayer se cumplieron 25 años del autogolpe ordenado por Alberto Fujimori. Con el cierre del Congreso, que justificaron con la gran mentira de que no los dejaba gobernar, comenzó la etapa más corrupta de nuestra historia. Se hicieron del control de los tres poderes del Estado, pudrieron a la Policía y a las Fuerzas Armadas, compraron a la mayor parte de la prensa, perpetraron los robos más grandes al Estado y ejecutaron asesinatos selectivos. ¡Y lo peor es que no se arrepienten y nunca pidieron perdón! El ‘Chino’, quien se escapó del país y renunció por fax, ayer lanzó varios ‘tuits’ en los que dijo: ‘Soy el arquitecto de la democracia moderna’. ¡Increíble!

ADOLESCENTE HÉROE: Pero no todas son malas noticias en este país, donde uno no sabe si reír o llorar. Shande, el valiente chiquillo de catorce años que hace tres semanas no dudó en arriesgar su vida para salvar a sus hermanitos de uno y cuatro años, fue premiado por el Ministerio de la Mujer. El menor, al ver que un tremendo huaico entraba a su casa, se metió para sacar a sus hermanitos, pese a que sus aterrados vecinos le imploraban a gritos que no lo haga porque iba a morir. Su acción de coraje, sacrificio y amor conmovió al Perú entero y debe servirnos de ejemplo. Apago el televisor.