Papa Francisco en Perú: Gary recuerda el fervor del pueblo [VIDEO]

Gary habla con María sobre la llegada del Papa Francisco a Perú.

Papa Francisco viene con el 'Papamóvil'.

Papa Francisco viene con el 'Papamóvil'.

Papa Francisco viene con el 'Papamóvil'.

Más sobre:

Papa Francisco

Mi amigo Gary llegó por su causa limeña y de fondo su pollo al horno con camotito sancochado y su refresco de maracuyá. “María, los peruanos ya se preparan con algarabía y fervor para recibir al Papa Francisco, quien llegará en enero del próximo año. El Perú es el país más religioso de América y noveno en el mundo. Recuerdo que en su primera visita a nuestro país, el Papa Juan Pablo II fue a Arequipa y beatificó a Sor Ana de los Ángeles luego de reconocer uno de los milagros que se le atribuyen. Juan Pablo, quien era polaco, también ha sido declarado santo y dicen que es milagroso. El mismo Francisco se ha declarado devoto de Santa Rosita de Lima, de quien ha dicho que ‘creció como lirio entre las espinas’. Otra figura religiosa de fama mundial es San Martín de Porres, el santo de la escoba que hizo que perro, pericote y gato coman de un mismo plato. La Patrona de América y el frailecito mulato fueron contemporáneos y se cree que fueron amigos. Se habrían conocido cuando ella salía de su ermita para ir a la iglesia Virgen del Rosario y para atender a enfermos y esclavos. En esos tiempos de la Colonia, de las tapadas y los carruajes, Lima era una ciudad pequeña y amurallada, de pocos habitantes y mucha fe. De esa época data la mayoría de personajes reconocidos por la Santa Sede.

También son considerados santos peruanos, aunque hayan nacido en España, Santo Toribio de Mogrovejo, San Juan Masías y San Francisco Solano, quienes vivieron en Lima y otras ciudades del país, donde realizaron una profusa misión evangelizadora. Pero también hay otros religiosos, hombres y mujeres, que llevan esperando siglos para ser incluidos en el santoral católico. Una de las más veneradas es Sarita Colonia, Sara Colonia Zambrano, quien nació en Huaraz en 1914 y murió en el Callao en 1940. Cada 20 de diciembre, miles de personas se vuelcan a su tumba, que está en el cementerio ‘Baquíjano y Carrillo’, para agradecerle sus milagros. Hasta le han compuesto canciones como ‘Sarita Colonia’, que impuso en los 80 el grupo ‘Maravilla’ y fuera relanzada por ‘Los Mojarras’ en los 90. También tenemos a Melchora Saravia Tasayco, más conocida como La Melchorita, de Chincha, cuya canonización está en trámite. Otro personaje de gran arraigo popular es el padrecito Pedro Urraca. En el ala derecha de la iglesia de La Merced hay una cruz cubierta de pequeñas placas doradas, que han sido dejadas allí por devotos para agradecerle sus milagros. El Perú es un país de mucha fe”. Mi amigo Gary tiene razón. Yo soy devota de Santa Rosita y Fray Martincito de Porres. Me voy, cuídense.

Papa Francisco