PPK de espaldas al pueblo

El fotógrafo Gary nos habla de la marcha "Con mis hijos no te metas", que se llevó a cabo el pasado fin de semana en la capital.

Marcha contra ideología de género.

Marcha contra ideología de género.

Marcha contra ideología de género.

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por un lomo al jugo, arroz blanco graneadito y un refresco de cocona heladito. “María, un presidente puede cometer muchos errores, pero lo que tiene prohibido es gobernar de espaldas al pueblo. El pasado sábado, más de un millón de personas, la mayoría padres de familia, salieron a las calles en todo el Perú a expresar su rechazo a la llamada ‘ideología de género’ que está incluida en el Currículo Nacional Escolar. 

Lo que piden esos padres a PPK es que se eliminen todas esas expresiones, pues consideran que buscan confundir a sus hijos sobre la naturaleza del hombre y la mujer. Un educador serio como el exviceministro de Educación, Idel Vexler, coincide en que se deberían retirar del currículo todos los términos cuestionados de la ideología de género, así como las polémicas herramientas de trabajo que deben ser usadas por los maestros en clases. Vexler señala que ese tipo de material no debe ser tratado en los colegios. 

Afirma que solo los padres pueden tomar la decisión de dar o no esa lectura a sus hijos. ¡Es justamente lo que los padres de familia del colectivo ‘Con mis hijos no te metas’ le piden al presidente PPK!

Pero PPK parece estar en otra, pese al clamor popular expresado desde hace meses. Solo presta oídos a algunos de sus ministros muy ‘modernos’ y ‘liberales’, asesores y ‘tuiteros’ de las redes sociales que le susurran al oído lo que debe hacer. Llama también la atención la enorme arrogancia -que francamente raya con el ridículo- de ciertos opinólogos, blogueros y ‘líderes de opinión’ que se permiten insultar y ofender a esa multitud de padres preocupados genuinamente por la educación de sus hijos. 

Con mis hijos no te metas

Marcha 'Con mis hijos no te metas' en Arequipa

Esos soberbios ni siquiera son capaces de admitir la posibilidad de que pueden estar equivocados. Se permiten llamar a la multitud de peruanos que no piensan como ellos de ‘ignorantes’, ‘idiotas’ y ‘cavernarios’. Incluso, faltan el respeto a la religión. ¡Increíble! ¿Qué padre de familia no desea que sus hijos respeten y sean respetados? ¿Quién puede estar en contra de que todos tengan las mismas oportunidades, sin importar la raza, sexo, si tiene dinero o si es gay, si es chiquito, gordo o flaco?

Un poquito más de humildad no les haría mal a esas ‘mentes brillantes’ que creen saberlo todo y que no pueden entender algo tan simple como esto: La mayoría de peruanos solo quiere diálogo y no que le impongan decisiones tan polémicas y discutibles que atañen a la formación de sus hijos. Más tolerancia con los que piensan y opinan distinto. PPK tiene la palabra. Los peruanos han hablado y esperan su respuesta”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.