Consejos para vivir más

El fotógrafo Gary nos brinda unos consejos para tener una vida prolongada. 

La Seño María

La Seño María

Seño María.

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por un escabeche de pescado, servido con lechuga, camote, aceitunas y huevito duro. Para tomar, se pidió una jarrita de emoliente al tiempo. “María, ayer leía en Trome el caso de una abuelita de Ica que cumplió 100 años bailando y completamente lúcida. Doña Lucila Vásquez sigue gozando de la vida con buena salud y comiendo sus platos preferidos como carapulcra y arroz con pato. Incluso, se toma su copita de pisco. Sin duda, la alimentación, ejercicios y descanso son claves para tener una buena vida y llegar a la vejez en las mejores condiciones.

Pero así como es importante la parte física, igualmente lo es el aspecto espiritual. Ambos se complementan para alcanzar la felicidad. A continuación, algunos consejos de los expertos para el alma:

*Valora lo más importante en tu vida: ¿Qué es tu familia, el trabajo, tu libertad? Muchas veces tener un mejor trabajo, exige que dejes de lado a tus seres queridos. O tal vez le dedicas mucho tiempo y esfuerzo a alguien o algo que no lo merece. Medita bien sobre lo que es más importante para ti y toma una decisión.

*Evita las relaciones tóxicas: Pon límites a los que manipulan, exigen siempre más, te quitan espacio y te coaccionan. Pueden ser la pareja, un familiar, amigo o compañero del trabajo. No permitas que te dañen.

*Hay que ser positivos: Cultiva el buen humor, la sonrisa, para mantener la esperanza. Confía en los demás y cree en la buena suerte. Las personas negativas reciben cosas negativas.

*Demuestra amor a los tuyos: Muchas veces olvidamos la importancia de dar amor. Abraza a tus hijos, a tu pareja, a tus padres y diles que los amas y lo importantes que son en tu vida. Hazlo siempre, como si fuera el último día de tu vida. Así, tú también recibirás amor.

*Controla tus emociones: No permitas que la cólera te domine. Tampoco que las penas, angustias y preocupaciones te afecten más de lo necesario. Todos pasamos por épocas malas y hay que aprender a superarlas. Las personas más maduras, emocionalmente, son más exitosas en todo sentido.

*Ponte un objetivo cada día: Fáciles y que te hagan feliz. Hacer ejercicios, dedicar un momento al día para ti, ahorrar dinero para hacer o adquirir lo que deseas. El objetivo es despertar cada día con una ilusión.

*Aprende algo cada día: Interésate por las cosas, lee, aprende un idioma nuevo, lleva algún curso de cocina, karate, baile o lo que te interese. De esa manera, el cerebro estará siempre en forma y llegarás bien a la vejez.

*Adopta un animal: Las mascotas nos dan cariño sincero y fidelidad. Reducen el estrés y son grandes acompañantes para nuestras vidas.

*Ámate a ti mismo: Hacerlo no es ser egoísta, es saber valorarse, estar conscientes de que somos valiosos y merecemos ser felices. Una persona satisfecha consigo misma podrá dar amor y felicidad a los demás”. Gary tiene razón. Me voy, cuídense.