Tecnología: China ya estrena su primer autobus de Transito Elevado [FOTOS y VIDEO]

Chinos prueban un gigantesco autobús que se eleva a más de dos metros de altura para avanzar por encima de dos carriles llenos de vehículos.

Más sobre:

El aumento de los autos en distintos países está creando caos en las avenidas. Por ello los chinos prueban un gigantesco autobús que se eleva a más de dos metros de altura para avanzar por encima de dos carriles llenos de vehículos. China es el primero país que se ve obligado a utilizar esta tecnología debido a la gran cantidad de personas.

Este innovador invento se llama Autobús de Tránsito Elevado (Transit Explore Buso TEB, en inglés) y la primera prueba ha sido hoy en la ciudad de Qinhuangdao, a menos de tres meses después de que los diseños computarizados fueron revelados por primera vez, informó la agencia Xinhua.

Previamente, el proyecto ha sido presentado en la décimonovena Exposición Internacional de Alta Tecnología de Pekín, donde los visitantes pudieron observar un diminuto TEB en acción. No obstante, el primer modelo estaría funcionando este mismo año, manifestó el ingeniero del proyecto, Song Youzhou, quien añadió: “La mayor ventaja es que permitirá ahorrar espacio en las autopistas”.

Las características indican que el autobús gigante podrá transportar hasta 1.400 pasajeros y puede construirse ahorrando un 20% del costo de un tren de metro. Y es que TEB podría reemplazar a 40 buses convencionales, según Youzhou.

El mecanismo que usa este autobús gigante consiste en trasladarse a través de carriles. El bus estará suspendido a una altura de entre 2,1 y 2,2 metros, permitiendo que los autos privados puedan avanzar bajo la máquina. Si hay tráfico, el autobús gigante podrá avanzar con la ayuda de una compleja tecnología usas para este fin.

China a la cabeza de la tecnología. El TEB tiene cuatro vagones encadenados con una longitud entre 58 y 62 metros. Su altura aproximada será de 4,5 metros y el ancho de 7,8 metros y se puede construir en unos 12 meses.

Este invento ha generado gran expectativa en China, ya que los atascos se han vuelto un tormento en las autopistas. El número de automóviles en China en 2009 superó a Estados Unidos, volviéndose el mayor mercado automotriz del mundo.