Facebook: Nunca usó su patineta, pero la puso en venta para curar a perrito callejero

Mauco tiene nueve años y no pensó dos veces para curar al perrito que encontró en la calle

Niño patineta

Mauco no se hizo problemas con vender su patineta eletrónica para poder salvar este perrito

Mauco no se hizo problemas con vender su patineta eletrónica para poder salvar este perrito

Si se debe mencionar algunos beneficios de las redes sociales, es la ayuda social. Aunque muchos se quejen por dependencia que se tiene de estar conectados todo el tiempo, no se puede negar que el buen uso de Facebook tiene buenos resultados. Eso lo puede reconocer Mauco, el niño de nuevo años que quiso vender su patineta para curar a un perrito.

Conmovido por las heridas que tenía el perro que había encontrado en la calle, Mauco lo adoptó. Con lo poco que tenía, empezó a limpiarlo, curarlo y alimentarlo. El niño y su mamá no podían solventar los gastos para la medicina que el perrito necesitaba para curarse, así que decidieron recurrir a Facebook.

Niño patineta

Mauco sabe que no se puede quedar con el perrito, a quien ha bautizado como Rocko.

Mauco sabe que no se puede quedar con el perrito, a quien ha bautizado como Rocko. (Foto: Los Andes)

“Hola, soy Mauco, hijo de Laura. Ella me prestó su Facebook porque yo no tengo. Miren este perrito lo encontré en la calle, está enfermo y tiene una pata quebrada”, se presentó el niño en la cuenta de su mamá.

En la foto que acompañaba el post de Facebook, Mauco posaba fue con el perrito y su patineta eléctrica. El juguete con el que el pequeño había recibido como regalo y todavía se encontraba sin usar tenía un propósito más valioso.

Niño patineta

Mauco no tiene problemas en desprenderse de los bienes materiales

Mauco no tiene problemas en desprenderse de los bienes materiales. (Foto: Los Andes)

“Vendo mi patineta para llevarlo al veterinario. Si alguien está interesado por la patineta, dejen su número acá que mi mamá les llamara. Gracias, Mauco".

Niño patineta

La ayuda apareció en los comentarios. Algunos le pedían el nombre de la veterinaria para colaborar, otros se ofrecían pagar todo.

La ayuda apareció en los comentarios. Algunos le pedían el nombre de la veterinaria para colaborar, otros se ofrecían pagar todo.


El post se compartió varias veces y los comentarios empezaron a aparecer. Todavía se puede leer cómo las personas felicitaron al niño y le ofrecían su ayuda.

Nadie quiso comprarle su patineta porque las colaboraciones aparecieron. Mauco no ha vendido su patineta eléctrica y ha podido llevar al perrito al veterinario.


>> Las mascotas siempre se roban el corazón de sus dueños: 

Perrito perdido le cuenta todo a su dueña

Este perrito se perdió y el llanto apareció al encontrarse con sus dueños

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.