Instagram: Canceló su boda después que una psíquica le dijo que no debería casarse [FOTOS]

Lisa Marie tomó esta drástica decisión luego que una psíquica le dijera que su matrimonio no iba a funcionar.

Insólito. Lisa Marie Manso, de 28 años, de Cheshire (Inglaterra) pensaba que ella y su amor de infancia, Michael, estaban destinados a estar juntos. Sin embargo, su psíquica dijo que no. ¿Su psíquica? Así como lo lees. 

Lisa tenía 13 años cuando conoció a Michael, un amigo de la familia. Ellos se volvieron inseparables durante seis meses, hasta que la familia de Michael se alejó y perdieron el contacto.

Pero ocho años más tarde se reencontraron por casualidad en una fiesta, y en diciembre de 2010, se comprometieron.

"Me sentí muy afortunada de haber encontrado de nuevo a Michael y quería que nuestra boda sea una gran celebración", recuerda Lisa. "Reservé un hotel de cinco estrellas, me fui de compras y encontré un hermoso vestido blanco con un lazo en el lado y capas de seda, y gasa".

Fue el destino, pensó Lisa en aquel entonces. Pero al parecer no lo era. 

Tres semanas antes de la boda, Lisa decidió visitar a una psíquica llamada Rae (¿acaso tenía dudas sobre su matrimonio?), pues se vio envuelta en discusiones sobre los planes de su boda.

Lisa se quitó el anillo de compromiso y no le mencionó su compromiso a Rae, por lo que se sorprendió cuando la psíquica le habló sobre el día de su boda.

"Te miro a los ojos y sé que están destinados a grandes cosas", cuenta Lisa que le dijo Rae. "Ella dijo que el destino tenía otros planes para mí, que mi boda vendría más adelante, sin  lujos. Que sería una ceremonia pequeña e íntima, no como lo había planeado".

¿Qué pasó después? Lisa se dio cuenta que estaba atrapada en la rutina. "Esto no era lo que quería de mi vida. Vi cosas más grandes y mejores para mí.".

Al parecer, las palabras de la psíquica le dio la confianza que necesitaba para decirle a Michael que quería retrasar la boda. A pesar de que perdió 6.000 mil euros y tanto ella como Michael terminaron con el corazón roto, mira hacia atrás, y no se arrepiente de su decisión.

Lisa y Michael se separaron cuatro meses más tarde.

"Estoy muy contenta de haber escuchado el consejo de mi psíquica", dice ahora Lisa. "Gasté 6.000 mil euros, pero estoy convencida de que estaría divorciada ahora si hubiera seguido adelante con la boda".

En la actualidad, Lisa es una de las participantes del reality show 'Tattoo Fixers' del canal E4, como se puede ver en su perfil de Instagram.