Pedro Castillo tomó la decisión pese a la oposición del secretario general del partido, Perú Libre.
Pedro Castillo tomó la decisión pese a la oposición del secretario general del partido, Perú Libre.

El presidente de la República, Pedro Castillo, promulgó este viernes la norma que autoriza que se cremen los restos de los cabecillas terroristas que fallezcan cumpliendo su pena en la cárcel. La ley fue publicada mediante una edición extraordinaria de Normas Legales de El Peruano, pocas horas después de que el Congreso remitiera la autógrafa al Gobierno.

La decisión de Castillo Terrones se da luego de que se produjera un debate nacional sobre qué hacer con los restos del genocida Abimael Guzmán, quien falleció el último sábado en su celda de la Base Naval. Antes del mencionado dispositivo legal, no existía un procedimiento preciso sobre qué hacer con los cadáveres de este tipo de criminales.

Debido a esta situación, el Congreso de la República aprobó un proyecto de la legisladora Gladys Echaíz (Alianza para el Progreso), el cual plantea que los cabecillas terroristas sean incinerados y sus cenizas sean puestas a disposición del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. La decisión se tomó por 70 votos a favor, 32 en contra y 14 abstenciones.

El documento incorpora el artículo 112-A a la Ley 26842, Ley General de Salud, referido al destino de los cadáveres de fallecidos que cumplían condena por traición a la patria o terrorismo.

Cerrón y Perú Libre en contra de la norma

El secretario general de Perú Libre, Vladimir Cerrón, así como los legisladores que integran la bancada oficialista han expresado su posición de que sea el Ministerio Público el que tome la decisión sobre qué hacer con el cuerpo del genocida Guzmán.

En esa línea, criticaron el proyecto formulado por Echaíz y por la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, quien también presentó una iniciativa legislativa que también planteaba la cremación de cadáveres de cabecillas terroristas.

El exgobernador regional de Junín señaló que su agrupación está en contra de que se impulsen “leyes con nombre propio” y que se apliquen de forma retroactiva. Así lo aseguró luego de que el Congreso aprobara el proyecto que permite la cremación de cabecillas terroristas que mueran cumpliendo condenas.

“Perú Libre está en contra de hacer leyes con nombre propio, de aplicarlas retroactivamente, violando el ordenamiento jurídico existente. Esto terminará acarreando responsabilidades legales con toda seguridad. Apoyo decisión de la bancada perulibrista respecto de su voto”, escribió en su cuenta de Twitter.

El genocida Guzmán murió en su celda de la Base Naval. Archivo GEC
El genocida Guzmán murió en su celda de la Base Naval. Archivo GEC

Waldemar Cerrón, el vocero de la bancada hermano de Vladimir, había criticado a los que quieren realizar “interferencias” en las funciones del Ministerio Público. En la misma línea, el presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, había aseverado respaldarían la posición del fiscal a cargo del caso.

Por su parte, legisladores oficialistas como Guillermo Bermejo y Edgar Tello dijeron estar de acuerdo con que se entregue el cuerpo de Guzmán Reinoso a sus familiares, como ocurre en el caso de cualquier ciudadano. Refirieron que el derecho no debe contemplar excepciones.

“Hay temas que son de leyes, para eso existen los protocolos de ley de la Fiscalía. Ellos tienen que indicar si hay familiares. Si existen familiares, tiene que entregárselo a sus familiares, como con cualquier otro ser humano, como con cualquier otro peruano”, indicó Bermejo a los medios el último martes.

“Nuestra condena rotunda al terrorismo no puede convertirnos en animales, de querer que a la gente hay que masacrarla, desparecer los cuerpos, ese tipo de cosas no son de gente que viva en democracia. Existen los protocolos de ley, nadie puede saltarse de los protocolos de ley, ni muertos de derecha ni muertos del terrorismo de ninguna facción”, añadió.

Tello, incluso, consideró que el presidente Pedro Castillo no debía firmar la autógrafa enviada por el Congreso, pues se trataba de una norma inconstitucional y que su aplicación no podía ser retroactiva, es decir no podría aplicarse para el caso del cabecilla terrorista Abimael Guzmán.

Posiciones en el Gabinete

Según informó el portal Epicentro TV, el ministro de Justicia, Aníbal Torres expuso una iniciativa que pretendía una salida legal y pronta para la cremación del cadáver del terrorista. Al ser un decreto supremo, se requirió los votos del pleno del gabinete, sin embargo, fueron 14 los ministros que evitaron poner fin al caso de Abimael Guzmán.

El medio citado mencionó que el debate del tema no se encontraba en agenda del Consejo de Ministros, pero finalmente se debatió, se votó y no fue respaldada. Ante esta versión, el jefe del Gabinete, Guido Bellido, descartó que el tema se hubiera abordado en la sesión del Consejo de Ministros de este miércoles.

Sin embargo, la vicepresidenta y ministra de Desarrollo, Dina Boluarte; el ministro de Salud, Hernando Cevallos; y el ministro de Cultura, Ciro Gálvez, confirmaron que el caso de Abimael Guzmán sí había sido materia de análisis en la interna del Gobierno.

Gálvez, incluso, reveló que hubo votación al interior del Gabinete para tomar una decisión con relación al proyecto del Ministerio de Justicia para promulgar una norma que permita la incineración del fundador de Sendero Luminoso, antes de que el tema fuera visto por el Parlamento. Precisó que su posición fue contraria al proyecto.

“Sobre eso ya salió la norma del Congreso. En el Consejo de Ministros sí se abordó y la tendencia es que se respete la autonomía de las instituciones del Ministerio Público y del Congreso, esto es facultad del Ministerio Público y del Congreso. El Congreso ya acordó la ley, esto ha sido con una celeridad necesaria, usualmente vemos que demora, pero qué bueno fuera que se haya decidido esto”, refirió.

“Bueno yo creo que las votaciones [dentro del Consejo de Ministros] fueron reservadas yo me limito a lo que yo voté, yo voté por la autonomía del respeto de los poderes. Felicito a los congresistas porque es la forma en la que tienen que actuar”, agregó.

¿Quién fue Abimael Guzmán?
Descubre su historia.

Esta versión respalda la información de Epicentro TV, según la cual el primer ministro, Guido Bellido, pidió, durante la sesión del último miércoles, que todos los funcionarios que no son ministros abandonen la reunión para iniciar la deliberación únicamente con los titulares presentes.

Finalmente, 5 ministros votaron a favor de solucionar el destino del genocida Guzmán Reinoso y 14 en contra. De acuerdo a Epicentro TV, los titulares que votaron a favor del decreto supremo fueron: Aníbal Torres (Justicia), Juan Cadillo (Educación), Óscar Maúrtua (Relaciones Exteriores), Walter Ayala (Defensa) y Pedro Francke (Economía y Finanzas).

Los que no apoyaron la iniciativa fueron Guido Bellido y los otros 13 ministros restantes. Ante ello, el titular de la PCM fue consultado en una conferencia de prensa y negó que se haya debatido sobre dicho decreto supremo.

Castillo toma distancia y firma la autógrafa

El jefe de Estado, antes de partir rumbo a México en un viaje oficial, firmó la autógrafa de ley aprobada por el Parlamento. La celeridad en su publicación en El Peruano puso en evidencia el alto grado de importancia con que el mandatario abordó el tema, pese a que había posiciones dentro de Perú Libre que habían sido críticas con la ley.

Además, el presidente de la República marcó nuevamente una distancia con el secretario general del partido, Vladimir Cerrón, con quien se le suele asociar de manera negativa, por tener una condena firme en su contra.

En esa línea, la decisión del mandatario Castillo marca una distancia con el ala más radical del Gabinete de Ministros, la cual es más cercana a Cerrón Rojas y a la bancada. Supone también que, al menos en este caso, hubo un mayor peso en las opiniones técnicas de ministros como Francke (MEF) y Torres (Minjus) a favor de que se autorice la cremación de los restos de Guzmán.