Cuidan todos los protocolos de seguridad, les toman la presión, les brindan alcohol para desinfectarse, incluso tienen un oxímetro para llevar un control de su estado de salud. Fotos: Trome.
Cuidan todos los protocolos de seguridad, les toman la presión, les brindan alcohol para desinfectarse, incluso tienen un oxímetro para llevar un control de su estado de salud. Fotos: Trome.

‘¡A la derecha y a la izquierda, en los ojos, arriba, y en el pecho ‘alante, ¿qué dice?... aaaaazúcar!’. Aunque se trata de gimnasia terapéutica con música lenta, de vez en cuando se escapa una salsa que los adultos mayores del Centro Integral de Atención al Adulto Mayor (CIAM) de Santa Anita, disfrutan de principio a fin.

TE PUEDE INTERESAR: DJ se recursea vestido como duende en las calles de La Victoria

La responsable de toda esta movida es doña Julia Puclla, quien aunque aparezca toda seria en la foto, es una gran anfitriona y encargada de organizar estos encuentros tres veces a la semana, de 8 a 10 de la mañana, en el Parque Lampa de Oro.

MIRA ESTO: Actor dicta talleres gratuitos de arte circense a chicos de San Juan de Lurigancho

Hace un mes abrimos los talleres presenciales, uno de ellos es la gimnasia terapéutica para adultos mayores. Nuestros abuelitos están muy contentos por volver a salir de casa y hacer ejercicios al aire libre. Nosotros cuidamos todos los protocolos de seguridad, les tomamos la presión, le brindamos alcohol para desinfectarse, incluso tenemos un oxímetro para llevar un control de su estado de salud”, indica la señora Julia.

Puclla cuenta que decidieron iniciar con las clases presenciales porque los mismos adultos mayores lo pedían. “Antes las clases eran virtuales, muchos abuelitos no podían acceder a ellas porque no tenían un celular o no sabían cómo manejar estos aparatos. Nos decían que estaban tristes, que querían salir de casa, que estaban aburridos. Ahora es otra cosa, ellos están felices, sonrientes y muy activos”, expresa.

Para más información de los talleres gratuitos para adultos mayores pueden revisar su página Facebook (CIAM De SANTA ANITA).

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Peruano que se respeta: Abuelita prendió el árbol más grande de Lima Este

Vestida como Mamanoela, la ancianita pronunció las palabras mágicas ‘¡árbol enciéndete!’ y las luces del arbolito se prendieron y la gente comenzó a aplaudir.

El arbolito mide aproximadamente 15 metros de alto y 6 metros de diámetro. Fotos: Trome.
El arbolito mide aproximadamente 15 metros de alto y 6 metros de diámetro. Fotos: Trome.

El arbolito de , hasta ahora más grande de Lima Este, está ubicado en Santa Anita y la encargada de encenderlo fue esta semana doña Rosa Zavala, de 97 años, una dulce abuelita miembro de la Casa del Adulto Mayor de la mencionada comuna.

Vestida como Mamanoela, la ancianita pronunció las palabras mágicas ‘¡árbol enciéndete!’ y las luces del arbolito se prendieron y la gente comenzó a aplaudir.

“Estoy muy contenta de que me hayan elegido para encender este árbol. Tengo 97 años, pero me mantengo joven (risas) porque hago ejercicios dos horas al día y me alimento bien con verduras y juguitos”, dijo la señora Rosita, quien nació en la provincia de Junín.

El arbolito mide aproximadamente 15 metros de alto y 6 metros de diámetro. Simboliza la unión que debe existir entre los peruanos, la tranquilidad con la que debemos celebrar la Navidad y el agradecimiento por todo lo que nos da la vida.

MÁS INFORMACIÓN: