MDN
Acoso cibernético

(20) se convirtió en el luego que una jueza lo condenara a cuatro años de cárcel efectiva por las terribles amenazas de muerte y acoso sexual que hizo en contra de su expareja, una menor de solo 16 años

El programa Cuarto Poder dio a conocer los terribles mensajes que la menor recibía desde que decidió terminar su relación con Alvarez Silvera, a quien conoció hace un año en un grupo de danza.

Los mensajes que iban desde insultos, acoso y amenazas de muerte a través de whatsapp fueron prueba suficiente para que la autoridad judicial condenara a este joven y lo enviara al penal de Aucallama, en Huaral.

"Si no me querías como enamorado, ahora me tendrás como enemigo", "Si tengo que irme a la cárcel para que pe... como tú no vivan, lo haré", "quieres que me compre un fierro para matar a todos con los que hablas", "un muerto más, un muerto menos, no me importa", "Y tu cara te la cortaré p..., te cag..., vas a ver qué tan demonio soy"; son solo algunos de los mensajes que este joven le dejaba diariamente a la menor de 16 años.

ABOGADO JUSTIFICA VIOLENCIA

El abogado del acosador justificó el accionar de su cliente e indicó que "él no es una persona violenta. Es un inmaduro. Es un joven que necesita apoyo psicológico".

Agregó que la sentencia es "es exagerada y desproporcionada porque la afectación que ha habido, es evidente que es un acoso, pero es un acoso a través de la llamada por teléfono. Son insultos proferidos a través del teléfono"

Además indicó que hubiera él merecía la sentencia más baja, porque "el examen psicológico no refleja carácter violento y psicópata de mi cliente" y que la menor no resultó muy afectada por estas terribles amenazas.

"Es una chica que ha sido afectada, pero al haber sido enamorado de mi cliente, la afectación ha sido mínima", dijo el letrado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR



Su paradero era desconocido luego que el pasado 12 de septiembre, el fallo histórico fue dictado por el Décimo Primer Juzgado Penal Unipersonal de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte.

De acuerdo al referido informe, Alvarez Silvera fue intervenido por agentes de la Depincri de Miraflores, quienes obtuvieron información que permanecía escondido en un inmueble de Comas. Cuando era enmarrocado admitió que tenía una sentencia en su contra por acoso sexual.

La agraviada, de 16 años, denunció que en setiembre del año pasado, el sujeto la persiguió, hostigó y asedió incluso en su colegio para obligarla a retomar una relación que tuvieron un año anterior. También reveló que la amenazó con matarla a ella y a su madre, y con difundir una foto íntima tomada sin su consentimiento.