El tema de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) sigue generando polémica.
El tema de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) sigue generando polémica.

La Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP) calificó de irracional los proyectos que proponen la posibilidad del retiro de 100% de los fondos de las , como ocurre en Perú y Chile, porque provocaría un gran perjuicio a las pensiones de los afiliados y abriría el camino para que se pretenda volver al sistema de reparto, que ha fracasado en el mundo.

En una declaración del Consejo Directivo, presidido por Guillermo Arthur, la FIAP sostiene que ‘si bien una política de este tipo es irracional, ya que genera un daño irreparable en las pensiones de las próximas generaciones, encuentra espacio en ciudadanos que quieren evitar que sus actuales recursos y sus futuras contribuciones sean utilizadas para financiar un sistema de reparto que de otra manera no tendría recursos para pagar pensiones’.

TAMBIÉN: Fernán Altuve: Congreso ha sido muy atacado en los últimos años

Ante ello, la FIAP tiene la firme convicción de que la discusión sobre una reforma de pensiones debe darse en torno a opciones que sean viables y sostenibles.

“No es sensato mantener o volver a sistemas de reparto ante los grandes desafíos demográficos. Es necesario fortalecer los sistemas basados en el ahorro. Este proceso debe ser acompañado por instituciones fuertes y gobiernos comprometidos, que eviten que las presiones fiscales y las ventajas políticas de corto plazo incentiven la ejecución de reformas populistas que destruyan el ahorro, deteriorando el sistema previsional y afectando el bienestar de la población en el futuro”, se lee en el documento.

RETIROS ANTICIPADOS

En su pronunciamiento, la FIAP también aborda el tema de los retiros anticipados de fondos de pensiones y explica que dejar a un alto porcentaje de trabajadores sin ahorro suficiente para financiar sus pensiones, hará que el Estado deba contribuir a su financiación, con lo que tendrían un nuevo pretexto para exigir que las nuevas contribuciones se destinen al Estado junto con su administración. De esta manera, se facilita el camino de los que quieren restablecer sistemas de reparto, que han fracasado en el mundo, y eliminar la administración privada.

Del mismo modo, precisa que los retiros aprobados en Perú significarían el retiro de más de 28 mil millones de dólares en total, casi 6 millones de afiliados quedarían con saldo cero en su cuenta individual y el monto de las pensiones podría caer en hasta un 25%.

“Es decir, no solo no se ha aumentado el ahorro, sino que este bajó. La FIAP lamenta ver a los impulsores de estas medidas vanagloriándose de ser los grandes benefactores de los afiliados, mientras los van despojando de los recursos que con esfuerzo habían ahorrado para la vejez, bajo la protección una la ley que no dudaron en infringir”, concluye la FIAP.

LEE: Día del Padre: Estiman que ventas online crecerán en el mercado peruano